“Si hoy oyes sirenas en La Jarosa… keep calm”. Con este mensaje en Twitter, el servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid 112 ha anunciado a primera hora de la mañana del martes que iban a realizar un simulacro de rotura de una presa en Guadarrama. “Técnicos del Canal de Isabel II detectan grietas en un dique de la presa de La Jarosa”, continuaba el hilo en la red social, “se procede a la activación del nivel 1” de emergencia. Un par de horas después, la presa ya había estallado provocando inundaciones en la zona. La alerta ya estaba en nivel 2 y había preocupación por si el embalse de Las Nieves, aguas abajo del de La Jarosa, no aguantaba la riada que se había generado. La cuenta del 112 avisa sobre personas aisladas y desaparecidas.

“El objetivo de esta práctica es entrenar la activación de planes de emergencia de presas, así como del Plan de Actuación de Inundaciones en nuestra región”, han explicado desde el 112 en un comunicado. Durante el ejercicio —que forma parte de un test para evaluar la respuesta ante situaciones críticas para los 15 embalses gestionados por el Canal de Isabel II; el Plan Presas de la Comunidad de Madrid—, han sonado las sirenas de alarma en la zona en riesgo de inundación. Vecinos voluntarios y personal del dispositivo de emergencia (bomberos, agentes forestales, del 112, de Cruz Roja, Protección Civil, policía local, Guardia Civil…) ha acudido a las localidades afectadas por la riada ficticia.

Tras la rotura de uno de los diques, y la activación del nivel 3 de alerta, también se han realizado evacuaciones y batidas por las zonas inundadas para rescatar a personas aisladas o que fueron arrastradas por el agua. Desde el 112 explican que la finalidad de la prueba es mejorar la coordinación entre los diferentes organismos que tienen que activarse ante una situación así; ofrecer una respuesta eficaz en las dos primeras horas tras detectar los posibles problemas en un embalse y el riesgo de inundación de varias zonas.

Tras casi nueve horas de actuación, y la activación del nivel más alto de emergencia ante la iniminente rotura de la presa, las fisuras han sido controladas. Los heridos están siendo atendidos en varios centros fuera de la zona de riesgo y las fisuras en el dique se han sellado. La práctica ha concluido. “Esto prepara la respuesta de los servicios de emergencia y seguridad ante el riesgo (poco probable) de una rotura en una presa”, explicaban desde el 112 en el hilo de Twitter. “Las presas de Madrid son muy seguras”, agregaban, “sin embargo, el riesgo cero no existe”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: