Una jornada y un parón de selecciones después de la derrota por 4-0 frente al Bayern Múnich, el Borussia Dortmund salvó un punto de forma agónica en su casa y contra el colista de la Bundesliga, el Paderborn, al que niveló un 0-3 en el marcador con el definitivo 3-3 de Marco Reus en el último minuto, antes de su visita al Camp Nou de Barcelona del próximo miércoles en la Liga de Campeones.

No hubo remontada esta vez del Borussia Dortmund. Sólo un empate. Lo hizo contra el Inter de Milán en el Signa Iduna Park en su anterior cita de la máxima competición europea, cuando levantó dos tantos en contra para vencer por 3-2, pero este viernes empeoró aún más su marcador al descanso, en una debacle indudable en los primeros 45 minutos con el añadido además de la lesión de Paco Alcácer justo antes del intermedio.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: