La petrolera Repsol obtuvo un beneficio neto de 608 millones en el primer trimestre del año, cifra muy similar a los 610 que obtuvo en el mismo periodo un año antes. El beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios, aumentó un 6%, hasta los 618 millones, frente a los 583 millones del ejercicio anterior. El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó a cierre de marzo en los 1.810 millones, lo que representa un ligero incremento del 0,3%, respecto a los 1.804 millones del primer trimestre del ejercicio anterior.

La petrolera presidida por Antonio Brufau y dirigida por Josu Jon Imaz destacó que estos resultados se registraron en un entorno de precios del crudo inferiores a los del mismo periodo del 2018, con un Brent un 6% inferior (63,1 dólares por barril, frente a 66,8 dólares del año pasado), y con la producción de Libia interrumpida hasta el pasado 4 de marzo, “lo que muestra su capacidad de generación de valor en cualquier escenario”.






En la próxima junta de accionistas se aprobará la renovación de Brufau e Imaz

En la junta de accionistas, que se celebra el próximo 31 de mayo, se aprobara la renovación de algunos consejeros, así como la de Imaz y Brufau, que renovará su último mandato en la presidencia.

En cuanto a operaciones corporativas, Repsol ha decidido retirarse de la puja para la adquisición de la firma de renovables X-Elio, controlada en un 80 % por el fondo KKR, por entender que su elevado precio, más de 1.000 millones, no cumple los criterios de rentabilidad con los que invierte la petrolera. No obstante, la compañía tiene la lupa puesta en posibles operaciones, puesto que su intención es crecer en activos de renovables y ganar cuota de mercado en el sector eléctrico. En su día ya dijo que contaba con 2.500 millones para adquisiciones en activos de bajas emisiones, pero con la adquisición de Viesgo ya hizo un desembolso de 750 millones.

Antonio Brufau y Josu Jon Imaz renovarán sus cargos en Repsol
(Emilia Gutiérrez)

Al cierre del trimestre, la deuda neta de Repsol sumaba 3.686 millones, el 7,2% más que a 31 de diciembre, debido, principalmente, a las operaciones discrecionales de compra de autocartera.

La compañía produjo entre enero y marzo 700.000 barriles equivalentes de petróleo diarios (bep/d), frente a los 727.000 bep/d registrados entre enero y marzo del año anterior debido, principalmente, al cese de la actividad en Libia, donde la actividad ya se ha reiniciado.





A lo largo del trimestre, Repsol llevó a cabo trabajos en siete pozos durante el periodo, de los cuales cuatro tuvieron un resultado positivo. Las inversiones en Upstream sumaron 399 millones, el 85 % fue a parar a desarrollo de proyectos y el 13 %, a actividades de exploración. En el negocio de Downstream, la petrolera invirtió 189 millones.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: