Es muy habitual que los futbolistas de élite tengan a algún familiar cercano como representante y gestor de su patrimonio. En el caso de Sergio Ramos, la relación con su hermano René va más allá. Ambos son uña y carne en lo personal y forman un binomio igual de unido en el trabajo. El hermano mayor del capitán del Real Madrid y de la selección española, de 40 años, es su agente, pero también su asesor en todos los temas económicos, su socio en gran parte del entramado empresarial del jugador y también ejerce como una especie de jefe de prensa que gestiona, junto con el departamento de comunicación del club, las relaciones con los medios.

En resumen, es la sombra y un paraguas protector para el defensa sevillano desde que era un crío. René ha sido casi tan responsable del enorme éxito de su hermano como el talento de este con el balón. Su influencia va desde animarle a apuntarse al equipo de fútbol de su pueblo, Camas, cuando Sergio apenas tenía nueve años, a conseguir su última y multimillonaria renovación de contrato con el Madrid, que le situó como el jugador mejor pagado de la plantilla junto a Gareth Bale, con alrededor de 11 millones de euros netos por temporada.

La máxima para René ha sido siempre ejercer su papel en la sombra, sin hacerse notar. No le gusta hablar de su hermano y siempre ha querido mantener un perfil bajo en la vida pública, pero no ha podido evitar convertirse en una figura de referencia en el mundo del fútbol y en un personaje famoso. Lleva trece años ejerciendo como representante de futbolistas, y aunque se le conoce por llevar a su hermano y a otro de los capitanes madridistas, el brasileño Marcelo Vieira, la agencia de René representa a una treintena de jugadores.

Consciente de que la carrera de su hermano no durará eternamente, René diseñó hace años un plan de futuro para Sergio y para él mismo. Con la ayuda del abogado Julio Senn, asesoró a su hermano en gran parte de los negocios que posee y en los que René también ha invertido. Principalmente en el sector inmobiliario, aunque el mayor de los Ramos también posee una sociedad dedicada a la venta de prendas y complementos de moda llamada Futex 2015, y es consejero de Amigos Unidos por el Deporte, que participa en organizaciones sin ánimo de lucro y gestiona instalaciones deportivas.

Aunque el proyecto del que René se siente más orgulloso, sin contar los logros de Sergio, es de su agencia de representación, creada en 2013. Se llama RR Soccer Management Agency, tiene su sede en Madrid y otra oficina en Sevilla y proclama que ofrece un servicio global centrado en el bienestar del futbolista. Para ello se centran en construir al jugador ofreciéndole todo lo que necesite y no en las comisiones por fichajes o contratos de imagen. RR, que en su último ejercicio publicado facturó más de cinco millones de euros, tiene en René a su presidente y principal accionista, aunque está participada por el exjugador Pedro Riesco y por Julio Senn, que lleva los asuntos legales. En sus filas cuentan con médicos, nutricionistas o fisioterapeutas, pero también con expertos en marketing y el mundo digital, fundamental en la creación de los jugadores del futuro según asegura René.

El objetivo ahora para él es la expansión internacional de la agencia, algo que se relacionó con la reciente polémica por el fichaje de Sergio Ramos por un club chino. También se publicó que la frustrada salida del jugador del Real Madrid tuvo que ver con las pérdidas millonarias de un negocio inmobiliario paralizado por el ayuntamiento de Madrid y con el que Ramos pretendía construir 22.000 viviendas en el barrio de Vallecas en la capital. Finalmente, Florentino Pérez no quiso darle la carta de libertad y el capitán continuará en el equipo blanco.

Con Marc Anthony los hermanos Ramos también hacen negocios. La empresa del cantante Magnus Sports gestiona los derechos de imagen del capitán del Real Madrid en América. Los tres también planean hacer más cosas juntos.

Si hay algo que vertebra el éxito del tándem fraternal es la buena sintonía personal. René ha dicho que su relación con Sergio es “inmejorable, a nivel personal y profesional”. Sergio tampoco ha dudado en alabar a René, como quedó patente en el acto de renovación con el Madrid. «Te doy las gracias, hermano, por tu profesionalidad y tu incondicionalidad. Sin tu trabajo y saber hacer hoy no estaríamos aquí”, proclamó.

Dejando a un lado lo que tiene que ver con Sergio, René Ramos se ha convertido en un personaje habitual en las revistas por su vida sentimental. Mantuvo una relación de doce años con la exmiss España Vania Millán que terminó en 2016 tras dos años de matrimonio. La ruptura supuso un gran disgusto para la familia, ya que Sergio y su mujer Pilar Rubio se llevaban muy bien con su cuñada. Hoy ambos han rehecho su vida. René junto a la cantante Lorena Gómez, concursante de Operación Triunfo 2006, con la que acudió a la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio celebrada en Sevilla el pasado 15 de junio. Llegaron por separado y terminaron siendo el centro de atención por el morbo que despertaba el encuentro con Millán, que finalmente no se produjo ya que ella no estuvo ni en la capital andaluza. Tenía otra boda en Barcelona junto a su nueva pareja, el doctor Julián Bayón. Millán sí fue, en cambio, a la despedida de soltera de la novia mientras que Gómez no. Se dice que el noviazgo con Lorena podría ser motivo de distanciamiento con Sergio y Pilar, que por el momento no tiene a la cantante entre su círculo de amigas. Lo cierto es que ellas acaban de conocerse, y por encima de todo, en su entorno tienen claro que hace falta mucho más para quebrantar una unión entre hermanos que trasciende los lazos de sangre.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: