Los Alpes viven el virus de una manera particular: en Davos, centro del poder mundial cada invierno, pasó de largo. Ischgl, la “Ibiza del Tirol”, fue un foco de la epidemia en el norte de Europa




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: