Los regionalistas y los nacionalistas llevarán hasta el final su intención de tener grupo propio en el Congreso. Coalición Canaria, el Partido Regionalista de Cantabria, Teruel Existe y UPN, por un lado, y Junts per Catalunya, Más País, Compromís y BNG, por otro, registrarán a última hora de la tarde de este miércoles sendos grupos con los que pretenden asegurarse más tiempo de intervención y más medios personales y económicos en el Congreso más fragmentado de la historia.

El grupo regionalista se llamará España Plural y tendrá al cántabro José María Mazón al frente de una portavocía rotatoria, según ha adelantado a Efe el propio diputado, y ha confirmado este periódico. El nacionalista y de izquierdas, por su parte, estaría comandado por la diputada JxCat Laura Borràs, con Íñigo Errejón, de Más País, como portavoz adjunto, según informa Europa Press. 

Pero el camino aún no está expedito. La Mesa del Congreso, en la que estos partidos no tienen representación, decidirá el viernes si la maniobra es posible. Y nada asegura que vaya a aceptar la petición de los regionalistas y los nacionalistas, cuyo objetivo es evitar un Grupo Mixto interminable en el que los diferentes partidos tendrían menos de un minuto de intervención en los plenos. La decisión de la Mesa, en la que la izquierda tiene mayoría, es soberana.

Si prosperase, España Plural se convertiría en el grupo más pequeño de la Cámara, con solo cinco diputados, a los que une el carácter territorial de sus formaciones. La portavocía adjunta la ejercería Tomás Guitarte, representante de Teruel Existe. Por otro lado, el grupo de nacionalistas e izquierda sumaría 12 diputados. Los representantes de los partidos pequeños se dividirían en tres grupos: uno regionalista, otro nacionalista y un tercero que sería el Mixto, formado por los dos diputados de la CUP, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, e Isidro Martínez Oblanca, de Foro Asturias. Los dos últimos podrían unirse a España Plural una vez constituidos los grupos. 

Los acuerdos llegan solo unas horas antes de que termine el plazo para presentar los grupos ante la Mesa del Congreso, y tras varios días de negociaciones a varias bandas. Fuentes parlamentarias conocedoras del proceso han asegurado a Efe que hasta esta misma mañana ha habido dos opciones sobre la mesa: la que finalmente ha cristalizado y la que ha estado promoviendo Joan Baldoví, de Compromís, que consistía en juntar a 16 diputados de los 21 con riesgo de quedar encuadrados en el Mixto. Pero eso implicaría juntar a parlamentarios de fuerzas constitucionalistas —como los dos diputados de UPN, que acudió a las elecciones en la coalición España Suma, junto a Ciudadanos y PP— y de partidos independentistas, como Junts per Catalunya, algo que causaba incomodidad en ambos lados.

El Reglamento del Congreso establece que para tener grupo propio es necesario un mínimo de 15 diputados o, en su defecto, tener al menos cinco escaños y alcanzar el 15% de los votos en las circunscripciones donde se presenten las candidaturas —condición que en teoría cumple España Plural, aunque CC y UPN lo hicieron en coalición con otros partidos— o llegar al 5% de las papeletas emitidas en todo el país.

Los 21 escaños que pueden ir al Grupo Mixto pertenecen a las siguientes formaciones: JxCat (8), Más País-Compromís (3), UPN (2), Coalición Canaria-Nueva Canarias (2), la CUP (2), Teruel Existe (1), BNG (1), PRC (1) y Foro Asturias (1). El objetivo de todas ellas es evitarlo para no ver mermado su protagonismo durante la XIV Legislatura.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: