Cultura

Recuperada en Beirut una pintura robada de Salvador Dalí | Cultura


Las autoridades libanesas han recuperado en Beirut un lienzo robado del conocido pintor surrealista Salvador Dalí. Los traficantes, tres ciudadanos sirios que ya han sido detenidos, pretendían vender la obra, conocida como El retrato de la señora James Reeves, a una ciudadana libanesa residente en Francia por 5 millones de dólares (unos 4,5 millones de euros), según ha informado el portavoz de las Fuerzas de Seguridad Interior, Joseph Mousallem.

Mousallem ha relatado que la investigación dio comienzo cuando la potencial compradora, cuya identidad no ha sido revelada, “mostró [la pintura] a un experto que le advirtió de que era un cuadro robado”. La mujer llamó entonces a su representante en el Líbano quien, a su vez, contactó con la aduana, que dio la voz de alarma sobre el posible intento de venta de una obra de arte robada. La Oficina Contra el Robo Internacional abrió entonces una investigación junto con la fiscalía libanesa, ha explicado Mousallem. Junto al cuadro, hallado el pasado 15 de octubre en la vivienda de los tres sirios detenidos, han sido recuperados un número indeterminado de obras arqueológicas sirias e iraquíes. Por el momento, se desconoce el país en el que la pintura fue robada.

El portavoz ha afirmado que el lienzo ha sido examinado por un experto, aunque no ha ofrecido más detalles, y ha asegurado que “las medidas, la firma de Salvador Dali sobre el lienzo, así como una que hay detrás del cuadro son verdaderas“. No obstante, las autoridades judiciales han iniciado “contactos a nivel internacional para confirmarlo”, ha subrayado.

BBC

En un correo electrónico, la responsable de comunicación de la fundación Gala-Salvador Dalí, Imma Parada, ha indicado que “debería analizarse la pintura físicamente para saber si la recuperada por la Policía es exactamente la misma” que la que tienen ellos catalogada.

El retrato de la señora James Reeves fue pintado en 1954 y, según la página web de la Fundación Salvador Dalí, esta fue subastada por la galería Christie’s, de Londres, el 10 de diciembre de 1997. Mousallem asegura que, antes de ser robada, la obra estaba en posesión de un ciudadano sirio que lo había comprado anteriormente a un iraquí.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment