La estación de Sol ya ha sido reabierta al público y los trenes de Cercanías han vuelto a circular al haberse subsanado la humareda provocada por un pequeño incendio en el sistema de ventilación. La condensación de humo del tren de media distancia ha sido lo que ha originado causado el desalojo, según ha informado Cercanías.  «La avería en una máquina de Cercanías ha provocado el humo y han saltado las alarmas, por eso han decidido desalojar la estación», ha explicado Juan Carlos de la Cruz, portavoz de CC OO de Metro Madrid. Ha quedado suspendido el servicio entre Atocha, Sol, Nuevos Ministerios y Chamartín en ambos sentidos, según ha informado Cercanías.

Por causas que se investigan, la basura acumulada en una rejilla que da a la calle ha ardido y el humo ha comenzado a entrar en el túnel, según Emergencias. Un vigilante de seguridad ha resultado intoxicado leve por inhalación de humos durante el desalojo de la estación que comparten Metro y Cercanías.

Debido al humo y al fuerte olor a quemado, Cercanías Madrid pidió disculpas a los usuarios y pasó el aviso al personal de mantenimiento para que revisaran los extractores de la estación de Sol «y es cuestión de tiempo que los aparatos de ventilación filtren el aire».

Metro de Madrid publicó un mensaje en su perfil de Twitter en el que informaba de que la estación de Sol estaba cerrada «por causas ajenas a Metro». Cercanias, por su parte, informó en su cuenta de Twitter que los trenes de las líneas C3 y C4 circulan sin efectuar parada en la estación «por orden gubernativa».

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: