Cultura

Rayco Pulido gana el Nacional de Cómic con ‘Lamia’, un álbum ‘noir’ | Cultura


Rayco Pulido (Telde, Gran Canaria, 1978) ha recibido el Premio Nacional de Cómic 2017 por su álbum Lamia (Astiberri), una incursión en el género negro capaz de evocar a los clásicos tanto a nivel literario como gráfico. Asentado sobre un complejo guion, como buen thriller, y un grafismo en blanco y negro que rehuye los excesos, Pulido urdió una historia protagonizada por Laia, una mujer independiente, que trabaja como guionista para un consultorio de gran éxito en Radio Barcelona, y que debe disimular su fortaleza, sus habilidades y sus intenciones en la inmediata posguerra.

La trama permite abordar aspectos sociales y políticos de un momento histórico en el que las mujeres debían afrontar una doble lucha: la simple supervivencia (un afán compartido por la mayoría de la población tras la guerra) y la autonomía personal (cercenada por completo por la nueva sociedad construida por la dictadura). Mientras se indaga en el asesino en serie que atemoriza a hombres casados en la capital catalana en 1943, se accede a un mundo de represión y apariencia que dispara las posibilidades del noir. Entre los personajes excéntricos circulan un detective que usa la hipnosis como arma secreta y una pareja amante de los intercambios sexuales.

El jurado ha elegido esta obra por “su capacidad de innovación formal y estética, que aprovecha el andamiaje de una historia de género negro para relatar una parte de nuestro pasado, y por su tratamiento del papel de la mujer en dicho periodo”. En su blog La cárcel de papel, el crítico Álvaro Pons sostenía que “Lamia va dejando temas para la reflexión que van desde la manipuladora tutela religiosa de la moral impuesta por el franquismo a un repaso contundente a la situación de la mujer en España durante esos años, relegada y sometida por decreto y palabra divina. Solo por esos dos análisis, ya la obra es fundamental”.

Pulido recibe el Premio Nacional de Cómic, que está dotado con 20.000 euros, justo el año en que se celebra la primera década del galardón, estrenado en 2007 por Max con Hechos, dichos, ocurrencias y andanzas de Bardín el superrealista.

Pulido desarrolló una parte del proyecto de Lamia durante su estancia en La Maison de les Auters en Angulema (Francia), gracias a una beca para una residencia que concede Acción Cultural Española. Es su tercera obra en solitario después de Sin título y Nela, una adaptación al cómic de la novela de Benito Pérez Galdós, Marianela, que fue muy alabada y una de las 25 mejores obras gráficas publicadas en España en el siglo XXI, según la selección realizada por un jurado de especialistas para Babelia.

Cuando presentó Lamia en 2016, Pulido señaló que, por vez primera, se sentía autor total al haber sido artífice del guion y del dibujo. Además de la adaptación galdosiana, anteriortemente ha publicado algunos cómics en colaboración con otros guionistas como David Muñoz o Hernán Migoya.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment