El Toyota de Alonso y Coma durante la primera etapa. En vídeo, declaraciones de Alonso tras la primera etapa. FOTO: FREDERIC LE FLOC H / DPPI / AFP7 Vídeo: EFE

Fernando Alonso ha sufrido una avería en el kilómetro 160 de la especial de esta segunda etapa y está parado desde las 11 de la mañana, hora local. Al parecer, el piloto asturiano podría haber roto la rueda de su Toyota y haber dañado las suspensiones del vehículo. El español había comenzado la jornada más que bien. Después del decimoprimer puesto de ayer llegó a rodar en la cuarta posición a su paso por el kilómetro 100.

Ya había avisado este domingo de que podría haber ido más deprisa. Dijo tener algo guardado “en el bolsillo”, aunque esperaría a la segunda semana para poner una marcha más. Su preocupación se limitaba a conservar el coche intacto, empresa difícil en el Dakar. “En algún momento cometeremos un error, seguro”, había advertido también Coma. “En cada trampa que haya, cada salto que dé, cada cambio que haya y suene raro voy a tener esa preocupación de que algo le pasa al coche”, admitía tras su primera etapa. Al día siguiente sus peores temores se hacían realidad.

Alonso y su copiloto Marc Coma deberán esperar a su camión de asistencia si no son capaces de solucionar ellos mismos la avería. Eso podría llevarles a perder mucho más de las casi dos horas que perdían este mediodía. Si bien, mientras consigan llegar al vivac de Neom por sus propios medios podrán seguir en la prueba.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: