El Barcelona vuelve a las eliminatoria de la Champions League y el fantasma de la impensable eliminación de la temporada pasada en Roma vuelve a planear ostensiblemente. Desde
Lyon
, Valverde apunta como causa de aquel naufragio el exceso de confianza que pudo inducir el 4-1 del partido del Camp Nou y la impecable trayectoria de equipo.

“Recuerdo que cuando surgió aquella eliminatoria todo el mundo decía que era el rival más flojo. Estos comentarios no ayudaron demasiado. Sólo habíamos perdido un partido en toda la temporada, y fue en la Supercopa, y teníamos una buena trayectoria. A esos partidos hay que venir con la guardia alta y eso lo que tenemos que tener muy en cuenta”. Esta es la lección que aprendió en Roma el entrenador azulgrana. Una experiencia que permanece latente en el vestuario aunque no se verbalice: “No, no se ha hablado de este partido durante mucho tiempo y tampoco es cuestión de estar siempre dándote latigazos”.






Ante el Lyon

Pensar en la vuelta es un atajo para perder. Tenemos que hacer un gran partido y tenemos que intentar ganar”



También Sergio Busquets alude a la catástrofe de Roma. “La manera en que caímos la pasada temporada nos dolió, pero tampoco hay que obsesionarse. Que no vuelva a pasar depende en gran parte de nosotros”, reflexiona el central.

Una diferencia considerable es que esta eliminatoria arranca para el Barcelona fuera de casa. Valverde rechaza absolutamente la posibilidad de especular en Lyon pensando en la vuelta en el Camp Nou. “Pensar en la vuelta es un atajo para perder. Tenemos que hacer un gran partido y tenemos que intentar ganar. Sería un error pensar en el siguiente partido”.

Ernesto Valverde, en rueda de prensa
(Jeff Pachoud / AFP)

El técnico elogia la propuesta futbolística del Olympique, que busca protagonismo en el juego y se enciende con rápidos despliegues, y está prevenido sobre los contragolpes: “Lo ideal para evitar contras es no perder la pelota y luego tener un buen retorno y una buena presión después de perder”.

Según Valverde, Umtiti no ha ejercido ninguna presión para desplazarse al club en el que creció. También en cuanto a individualidades, defiende el trabajo de un Luis Suárez que acumula tres años y cinco meses sin marcar en un desplazamiento europeo. “Cuando Luis está en el campo nosotros ya sabemos que va a tener oportunidades y, lo que es más importante, el contrario también sabe que las va a tener. Esperamos al mejor Luis Suárez porque es importantísimo por lo que genera a su alrededor y para sí mismo”.






Los jugadores están presionados y ansiosos en el sentido positivo”



El hecho de que Bruno Genesio pueda disponer una defensa con tres centrales no preocupa a Valverde. “La dificultad no estriba en cómo se colocan los jugadores en el campo sino en la calidad de los jugadores”, argumenta. Y reconoce que el equipo lleva tiempo con ganas de jugar esta eliminatoria. Los jugadores están presionados y ansiosos en el sentido positivo, dice, y celebra la ausencia por sanción del delantero Nabil Fekir, “un jugador que puede resultar decisivo en cualquier partido”.


Blog

El Grand Lyon contra la pequeña Barcelona








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: