La Nochevieja, cóctel explosivo de cenas copiosas, ríos de brindis y fiestas hasta altas horas de la madrugada para despedir el año que se va, y recibir el que entra, hacen que la mañana del 1 de enero suela ser territorio de aspirinas, protectores estomacales y demás remedios caseros para vencer la terrible resaca. Sin embargo, el cine ha demostrado en más de una ocasión que, incluso en este estado lamentable, es posible realizar todo tipo de actividades, desde encontrar un coche extraviado, hasta evitar ser asesinado. En este reportaje recordamos 10 películas (aptas para una tarde de sofá, hidratación y medidos esfuerzos mentales) donde los protagonistas tuvieron que lidiar con las consecuencias del alcohol.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: