Pasó la campaña, pasó el periodo restringido de comunicación para no ser tachado de electoral, pasó el Open de Tenis 2019, y ya podemos comunicar los mimbres del acuerdo alcanzado por todos los grupos políticos que, por esas constricciones electorales, no pudimos hacer público antes.

Por alguna de las manifestaciones recientes de Ion Tiriac leídas en varios medios, creo que es muy conveniente dejar claros y públicos aquellos acuerdos, ya que me da la sensación de que el promotor, en sus progresivas apariciones en los medios, sigue la tan conocida técnica de “lonchita a lonchita”: ir arañando ventajas para él, a costa del erario público, cara a negociarlo con el nuevo gobierno municipal. No creo pecar de inmodestia si digo que logramos de manera brillante un acuerdo entre todos los grupos (como por cierto nos pidió ¿exigió? el promotor privado) para la prórroga en Madrid del Open entre 2021 y 2031, a fin de darle seguridad jurídica.

Lo que acordamos entre todos fue que estábamos de acuerdo en ampliar el aforo de la Caja Mágica, siempre que pagase él dicha ampliación, no prioritaria para Madrid y sí para el torneo; que se eliminaba la obligación del Ayuntamiento de pagar 31 palcos y que se quedaba solo con dos institucionales. Y que se aceptaba una subida progresiva de las aportaciones económicas al promotor:

1. Para el patrocinio del torneo para cada anualidad, las siguientes cantidades (IVA incluido): De 2022 a 2023, 3.538.327€; en 2024, 2.570.327€; de 2025 a 2027, 2.775.953€ y de 2028 a 2031, 2.998.029€.

2. En concepto de derechos de sede: de 2022 a 2024, 6.050.000; de 2025 a 2027, 6.534.000 € y de 2028 a 2031, 7.056.720€.

Ni menos, ni más.

Asimismo acordamos (tras una enriquecedora negociación con los vecinos) y MTP aceptó, que el promotor financiaría la construcción para disfrute de los vecinos de San Fermín de una pista polideportiva cubierta y, además, de dos pistas de tierra batida que los vecinos usarían entre torneo y torneo; que el Ayuntamiento no le obligaría a desmontar cada año las pistas centrales (como pone en el actual contrato y se aclararía que valdría con protegerlas), que asimismo regularizaríamos el uso de la carpa de eventos acompasada exclusivamente a la celebración de eventos deportivos y finalmente regulábamos las compensaciones a efectuar a MTP por la obligada cesión de las instalaciones de la Caja Mágica a la Copa Davis los años 2019 y 2020. Y, finalmente, acordamos que para las siguientes ediciones se ofrecería a los restauradores madrileños la oportunidad de organizar las comidas y cenas que se dan a miles durante el Open y hasta ahora gestionaba una empresa extranjera.

El bloqueo de Ion Tiriac a cerrar el acuerdo antes de las elecciones obligó a dejar todos estos acuerdos en suspenso y a prorrogar, apenas por un mes, el actual contrato del resto de las instalaciones que explota MTP (escuela de Tenis) en la Caja Mágica cuando no se celebra el Open.

Este acuerdo, aceptado por escrito antes de la celebración del Open por Gerard Tosbanian, director de MTP, su empresa encargada y socia para organizar el torneo “de su propiedad” en Madrid, fue desautorizado in extremis por el señor Tiriac, quizás por cambiar de opinión, quizás por pensar que con otro gobierno en el Ayuntamiento podría obtener mejores condiciones para su empresa.

Estos acuerdos tomados entre todos, como no puede ser de otra manera, deben ser los que exija el nuevo gobierno municipal (sea el que sea). Todos sabemos que las estrategias de negociación hechas públicas (no siempre de la manera más educada), como de ofertas que se demostraron no reales de Berlín o Rusia, no son creíbles. Todos sabemos que el torneo “de su propiedad”, por los calendarios tenísticos tiene que celebrarse en tierra batida y en el circuito europeo. Todos sabemos que al propietario le interesa quedarse en Madrid. Creo ser de las personas más legitimadas para hablar del interés para la ciudad de Madrid en celebrar el Open en los próximos años, y lo he defendido en momentos complicados … pero no a toda costa.

Cuando el propietario del torneo —que días antes de la edición de este año hizo pública una carta en la que decía que “en lo sustancial” está “de acuerdo con la propuesta global” que se le hizo llegar desde el Ayuntamiento, fruto del consenso de los grupos y que la “legítima discrepancia” la ve como “flecos de segura superación que no entorpecerán la materialización del pacto”— ahora manifiesta que lo acordado es “un buen punto de partida” para negociar… no me gusta.

Como tampoco me gusta que haya retirado al interlocutor que durante muchos años lo ha sido del Ayuntamiento y en su lugar decida que el nuevo «convenio» deberá firmarse con la empresa Super Slam Limited con sede en Chipre, con la que obviamente no podría prorrogarse el actual convenio de las instalaciones de caja Mágica firmado con MTP.

Hagamos las cosas bien, respetemos los mutuos intereses de todos y no intentemos aprovecharnos de coyunturas inciertas. Desde cualquier posición que ocupe en el Ayuntamiento, velaré por ello.

Luis Cueto Álvarez de Sotomayor es Coordinador General del Ayuntamiento de Madrid

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: