El expresident catalán Carles Puigdemont ha dicho este miércoles que “siempre” estará a disposición del Parlament para convertirse en el titular de la Generalitat y ha defendido lo que considera el mandato salido del “1-O”, en alusión al referéndum celebrado en esa fecha de 2017.

Puigdemont ha efectuado esas declaraciones en Dublín, antes de reunirse con el alcalde de la capital irlandesa, el político independiente Nial Ring, y donde preguntado por la hipótesis de que antes de que acabe esta legislatura se celebrara un pleno de investidura con él como protagonista, se ha mostrado favorable.

En su opinión, ello “sería una señal de respeto a la democracia por parte del Estado español, permitir que el candidato que el Parlament de Catalunya quería investir, efectivamente lo fuera”.





Hace ahora un año de la convocatoria, y posterior suspensión, de un pleno en el Parlament para investir a Puigdemont, huido de la Justicia española desde finales de octubre de 2017.

Catalunya celebró elecciones autonómicas el 21 de diciembre de 2017, de las que resultó ganador el partido Ciudadanos y su líder, Inés Arrimadas, pero una posterior coalición de los partidos independentistas facilitó entonces su mayoría absoluta en esa cámara.

JxCat ha hecho este miércoles desde Barcelona un llamamiento a ERC y la CUP a “trabajar para restituir” a Puigdemont como “presidente legítimo” de Catalunya.

El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), optó hace un año por no desobedecer las advertencias judiciales para celebrar una investidura a distancia que desaconsejaban los propios letrados de la cámara.

En la segunda jornada de una visita de dos días a Dublín, Puigdemont también ha querido mostrar su “solidaridad y afecto” a los “compañeros injustamente encarcelados”, a poco del comienzo del juicio sobre el ‘procés’.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: