Carles Puigdemont ha cumplido con la primera etapa del tour europeo que recorrerá a lo largo de la campaña electoral de las elecciones europeas del 26 de mayo. Liubliana como primera estación de una ruta que también pasará por Berlín, Londres y Bruselas, y en la que el expresidente de la Generalitat apuesta por reivindicar el proceso soberanista catalán como referente para una mayor democratización y respeto de los derechos humanos en la Unión Europea (UE).

“No luchamos sólo por nosotros, luchamos por Europa”, ha defendido Puigdemont en una conferencia en el Museo de la Ciudad de Liubliana presentada por el eurodiputado y presidente de la plataforma Diálogo Catalunya-UE, Ivo Vajgl. “Sabemos que la revolución catalana, la lucha catalana, y nuestros éxitos en la capacidad de organización popular como el referéndum del 1-O es el camino a seguir por la UE para mejorar”, ha agregado.





“Sin democracia, no hay futuro para nosotros”, ha seguido el expresidente de la Generalitat en un mensaje que ha girado en torno a lo que Puigdemont identifica actualmente como el paradigma de la cuarta revolución industrial que lleva implícitos “cambios en las sociedades y, necesariamente, cambios en las formas de hacer política”.


Queremos crear una sociedad democrática diferente, más moderna, con distintas relaciones entre poder y ciudadanía”



Es por ello que ha defendido la independencia “para no hacer las mismas cosas que España a escala menor, cambiando sólo la bandera y el nombre”, ya que ello, por si solo, no justificaría su “exilio”. “Queremos crear una sociedad democrática diferente, más moderna, con distintas relaciones entre poder y ciudadanía”, ha expuesto el expresident.

Puigdemont también ha criticado la visión oficial de la identidad, “hoy obsoleta”, y ha subrayado la importancia del respeto a las minorías como uno de los ejes de modernización de las democracias. “Es imposible de entender nuestro deseo de ser un estado independiente si sólo miras nuestro proceso con las gafas del nacionalismo de los siglos XIX y XX”, ha remachado.


Mensaje a Pedro Sánchez

Creo que ha llegado el momento de un gobierno de coalición para evitar inestabilidad y empezar a afrontar seriamente la crisis catalana, que precisa diálogo y comprensión del otro”








En su conferencia, y a preguntas de los presentes, el cabeza de lista de JxCat a las elecciones europeas también ha analizado el escenario político español tras los comicios del 28-A, momento que ha aprovechado para instar al PSOE a buscar apoyo en Podemos, PNV, ERC y JxCat. “Uno de los principales problemas de la cultura política española es la falta de capacidad de diálogo”, ha diagnosticado Puigdemont. “Creo que ha llegado el momento de un gobierno de coalición para evitar inestabilidad y empezar a afrontar seriamente la crisis catalana, que precisa diálogo y comprensión del otro”, ha argumentado.

Ante esta tesitura, Puigdemont ha planteado dos opciones a Pedro Sánchez: “Tiene dos alternativas, un acuerdo con los nacionalistas españoles de Cs o con Podemos y los partidos vascos y catalanes a favor del derecho de autodeterminación”.


Iceta votó mi suspensión como diputado del Parlament, por lo tanto es bastante extraño que quien vota la suspensión de forma absolutamente ilegal e ilegítima de un diputado a mí me pida que le apoye”



El viaje de Puigdemont a Eslovenia había empezado con una visita al Ayuntamiento de Liubliana, donde tras firmar el libro de honor de la capital se ha reunido con su alcalde, Zoran Janković, y ha atendido a los medios de comunicación. Ocasión que ha aprovechado para recalcar que él no está en condiciones de avalar la candidatura del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a presidir el Senado: “Iceta votó mi suspensión como diputado del Parlament, por lo tanto es bastante extraño que quien vota la suspensión de forma absolutamente ilegal e ilegítima de un diputado a mí me pida que le apoye”, ha advertido, al tiempo que dejaba la decisión final en manos del grupo parlamentario de JxCat.





Puigdemont también ha comentado uno de los principales interrogantes que pesa sobre su candidatura: la prerrogativa de la inmunidad, que pese a que los servicios jurídicos de la Eurocámara sitúan tras recoger el acta en Madrid ante la Junta Electoral, JxCat asegura que se obtiene automáticamente con la publicación de resultados.

Así, ha supeditado su vuelta a España a que el Estado “respete los resultados electorales y las reglas de juego del Estado de derecho”. “Es una pregunta que hay que hacer a los representantes del Gobierno español: ¿respetarán la decisión de los ciudadanos, respetarán lo que dicen las normas de la UE en estos casos?”, ha insistido Puigdemont, tras apuntar que él, Toni Comín y Clara Ponsatí –que le han acompañado en su visita a Liubliana– están decididos a volver mañana mismo “si el Estado se compromete a respetar las leyes europeas”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: