El hilo jurídico de la candidatura de Carles Puigdemont a las elecciones europeas del 26 de mayo sigue estirándose. Y es que pese a que este lunes el juzgado de lo contencioso-administrativo número dos de Madrid ha estimado su recurso para permitir su presencia, y la de los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí, en la lista de JxCat a los comicios comunitarios contra el criterio inicial de la Junta Electoral Central (JEC), la defensa de los exmiembros del Govern ahora se plantea interponer una denuncia por prevariación contra la máxima autoridad de administración electoral mientras el PP ya ha anunciado que llevará el fallo al Tribunal Constitucional.





“Cuando se produce un abuso de un sujeto que debería ser el garante de tus derechos políticos nos tenemos que defender, no puede quedar impune”, ha argumentado el expresidente de la Generalitat en dos entrevistas consecutivas a TV3 y Cuatro apenas unas horas después del fallo del tribunal madrileño. Para defender la democracia debemos señalar las vergüenzas de aquellas personas que hacen mala praxis”, ha seguido, aunque ha situado el primer paso en preparar la carrera electoral al 26-M.

Línea similar a la que ha descrito poco antes su abogado Gonzalo Boye: “Vamos a exigir responsabilidades a los responsables de estos hechos”, ha advertido, antes de responder con un tajante “sin duda” a la pregunta de si veía prevaricación en la actuación de la JEC. “Vamos a actuar conforme a derecho, siempre hemos ganado porque siempre actuamos dentro de la ley”, ha continuado, tras fijar primero la prioridad en acabar de organizar administrativamente la candidatura europea.


Hemos demostrado que tenemos la capacidad y los conocimientos de vencer al Estado, en Bélgica, en Alemania y ahora en Madrid”



En otro sentido, Puigdemont ha reivindicado el aval de los tribunales a su candidatura para las elecciones europeas como una victoria ante España. “Hemos demostrado que tenemos la capacidad y los conocimientos de vencer al Estado, en Bélgica, en Alemania y ahora en Madrid”, ha subrayado el expresidente de la Generalitat. “Tenemos un potencial de defensa eficaz y efectiva de los derechos fundamentales recogido a lo largo del último año y medio”, ha sostenido Puigdemont, quien ahora se marcha el objetivo de poner estos recursos “al servicio de los ciudadanos en el corazón de Europa”. Un mensaje de defensa de los derechos humanos que pretende llevar a Bruselas junto al “derecho de autodeterminación y el mandato del 1-O”. “Lo pondremos en la agenda europea y escucharán en primera persona cosas que quizás no quieren escuchar”, ha agregado.





Pese a copar muchos titulares en las últimas horas, Puigdemont ha negado que la polémica le pueda beneficiar y, de hecho, ha asegurado estar “molesto”. “Hoy, a 20 días de las elecciones, recibimos la autorización, con lo que vamos con bastante retraso”, ha lamentado Puigdemont, quien como horas antes JxCat ya se había quejado de que partían “en inferioridad de condiciones” en cuestiones como la impresión de papeletas o la propia organización de los mítines y los carteles de la campaña electoral.


Defiende que tendrá inmunidad

No lo decidirá un tribunal de Madrid, sino el TJUE de Luxemburgo, que es donde nos interesa situar la discusión”



Aún así, el expresidente de la Generalitat sí que ha manifestado que la “inexplicable” decisión de la JEC les ha dado “más fuerza y más motivos para combatir”. “Esperamos un muy buen resultado y confiamos en estar los tres a los que nos querían apartados”, ha apuntado Puigdemont, en referencia a él mismo, Comín y Ponsatí, pese a que las proyecciones electorales ponen en duda la propia entrada del expresident en el Parlamento Europeo.

Capítulo aparte será la toma de posesión de su acta si Puigdemont saliera elegido, y es que a pesar del informe que la propia Eurocámara elaboró –donde señalaba que debía recoger su acta en Madrid antes de gozar de inmunidad–, el jefe de filas de JxCat está convencido de que obtendría la prerrogativa al publicarse los resultados: “Todos los informes nos dicen que la inmunidad opera desde que somos elegidos y, de hecho, en una situación similar obtuve mi acta como diputado del Parlament”. “Si el Estado me encarcelara incumpliría el rule of law (imperio de la ley) de la Unión Europea y, en todo caso, no lo decidirá un tribunal de Madrid, sino el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de Luxemburgo, que es donde nos interesa situar la discusión”, ha zanjado.






¿Apruebas la exclusión de Puigdemont de las elecciones europeas?




Total votos: 0



¿Confías en la justicia española?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: