Portada

Puigdemont responde al reproche de Junqueras con “paciencia hasta la sentencia del juicio”


El expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont ha evitado este martes valorar las decisiones de optar por el exilio o la cárcel tras el 27-O y dijo que no hablará hasta que haya la sentencia del juicio. “Todos sabemos donde estábamos y lo que hicimos, yo siempre he dicho que tendré paciencia hasta la sentencia, después cada uno explicará lo que tenga que explicar”, ha dicho, al ser preguntado por las declaraciones del exvicepresidente Oriol Junqueras a ‘le Figaro’, donde decía que quedarse en Catalunya “por un sentido de responsabilidad con los ciudadanos”.

Puigdemont se ha expresado así en declaraciones a la prensa desde Irlanda, donde ha dicho que lamenta mucho que el presidente de ERC “no pueda hacer en persona” la conferencia de esta noche en Barcelona y reiteró que “el adversario es el autoritarismo de el Estado”.






“Todos sabemos donde estábamos y lo que hicimos”

“Deseo que la conferencia vaya muy bien, y lamento mucho que no la pueda hacer él en persona, que por culpa de la represión del Estado español, que ha violado todos los principios políticos, democráticos y éticos, Oriol Junqueras no pueda hacer la conferencia que tendría derecho a hacer en persona “, remarcó.

En cuanto a la campaña del Gobierno para defender la “reputación” del Estado de cara al juicio del 1-O, Puigdemont ha dicho que es “muy sorprendente”. “¿Creen que realmente la prioridad del gobierno de España en política exterior debe ser combatir lo que nosotros vamos buenamente a explicar, con los recursos que tenemos?”, preguntó el 130 presidente de la Generalitat. “¿No les genera preguntas el hecho de dedicar tantos esfuerzos a insistir en que España es una democracia plena? ¿No valdría más la pena que dedicara esfuerzos a serlo de verdad, en vez de gastarlo en propaganda?”, añadió.

Puigdemont ha dicho que está en Irlanda para explicar la situación que vive Catalunya, y ha destacado que en Dublín puede mantener reuniones para debatir cuestiones como el derecho a la autodeterminación que en el Estado son “imposibles”.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment