El president de Generalitat, Quim Torra, aseguró la semana pasada, en una entrevista en RAC1, que tenía la intención de acudir al inicio del juicio del ‘procés’ que dará comienzo la semana que viene en el Tribunal Supremo (Madrid). Esta asistencia coincidiría con la celebración del pleno del Parlament fijado para los días 6 y 7 de febrero y, posiblemente, con la jornada de huelga anunciada por el sindicato independentista Intersindical SCS. Este hecho hace sospechar a los grupos de la oposición que el Govern, con Torra a la cabeza, pretenden ausentarse del pleno convocado para la semana que viene para poder asistir a las puertas del alto tribunal o a la sala donde se celebrará el proceso.





En sus respectivas ruedas de prensa, los portavoces del PSC, Eva Granados, y de Ciutadans, Carlos Carrizosa, han expresado su queja ante las intenciones del Govern, sobre todo tras conocer que Torra tiene la intención de acudir al Supremo en cuanto empiece el proceso y de que apoya la convocatoria de huelga general de los día 5, 6 y 7 de febrero. De hecho, recuerdan que no sería la primera vez que abandonan la acción parlamentaria, como ya ocurrió cuando los grupos que sustentan al Ejecutivo catalán decidieron ausentarse de las comisiones previstas para el día 16 de enero, en protesta por las detenciones “injustificadas” de 13 detenidos en Girona.


“Esperamos que el president y los consellers estén aquí porque tenemos que hacer control al Govern”


La portavoz del PSC ha explicado que ha transmitido la pregunta sobre si el Govern asistirá a la sesión de control y, por ende, al pleno convocado para la semana que viene en la junta de portavoces de este martes, pero el representante del Ejecutivo catalán no ha querido contestar. “La respuesta ha sido el silencio”, ha lamentado Granados, que ha recordado al Gabinete de Torra “la función democrática” que tiene la oposición en la Cámara, de “control al Govern”.





“Esperamos que el president y los consellers estén aquí porque tenemos que hacer control al Govern”, ha deseado la socialista, que si embargo se ha quejado de la voluntad del president de “ralentizar la actividad del Govern” con motivo del juicio del ‘procés’. “Será difícil encontrar la diferencia”, ha asegurado.


Cs vería una “broma” hacer del Parlament una “caja de resonancia de las reivindicaciones procesistas y hacer de Catalunya un hospedaje de aquellos que quieren sólo hablar del ‘procés’”

Por su parte, el portavoz de Ciutadans, Carlos Carrizosa, ha criticado los planes del president de ir al juicio y no asistir al pleno porque a su entender no hay fundamento legal para que un Govern se deje de someterse a la sesión de control para asistir a un juicio del que no es parte”. Tras considerar que hacerlo sería un acto de “boicot al Parlament”, el portavoz ha recordado que “los diputados cobran y son diputados con la obligación de asistir a los plenos y votar” y han advertido sobre la “broma” que supondría hacer del Parlament una “caja de resonancia de las reivindicaciones procesistas y hacer de Catalunya una hospedaje de aquellos que quieren sólo hablar del ‘procés’”.

Todo se acabará de dirimir una vez se anuncie la fecha definitiva del inicio del juicio. De momento, aunque el pleno se mantiene convocado de momento, la última voz será de la Mesa del Parlament, que podría desconvocarlo finalmente en virtud de la mayoría independentista que alberga. El reglamento de la Cámara señala en su artículo 72 que “el presidente (del Parlament), a iniciativa propia o a instancia de dos grupos parlamentarios o de una quinta parte de los diputados, puede desconvocar el pleno, de acuerdo con la Mesa y la Junta de Portavoces”.






La CUP pide desconvocar el pleno en apoyo a la huelga para que “no haya normalidad en las calles ni en las instituciones”

Sin que los partidos que sostienen al Govern se hayan pronunciado públicamente al respecto, la CUP lo tiene claro y apuesta directamente por la suspensión del pleno de la semana que viene. Así lo ha confirmado el diputado de la CUP Carles Riera, que ha lanzado la petición para sumarse a la huelga convocada y que así “no haya normalidad en las calles ni en las instituciones”.

Riera ha hecho un llamamiento a la población catalana para que se una a la huelga para “luchar por el derecho a la autodeterminación y los derechos laborales, sociales y políticos”. Para el diputado, es “obvio que no puede haber pleno” ante la “situación de absoluta represión”, y ha exigido al Govern que deje de ser “un agente desmovilizador”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: