Nuestra experta ha elegido el modelo Eachine E511S como el mejor dron económico de los cuatro analizados. Su manejo intuitivo, autonomía, buena construcción y variantes que ofrece durante el vuelo lo hacen superior al resto

Además de tener aplicaciones profesionales en situaciones de emergencia o vigilancia de carreteras, entre otros ejemplos, los drones pueden utilizarse a nivel personal como dispositivos de entretenimiento para emular, en una escala mucho más pequeña, la profesión de piloto de avión o helicóptero. Y es que la sensación de controlar un vehículo con motor integrado que se desplaza a través del cielo bajo nuestras órdenes resulta especial, con la ventaja añadida de que pueden fotografiar y grabar lo que encuentran a su paso.

¿Qué modelos hemos elegido?

Como la horquilla de precios en la que se mueven estos gadgets es amplia, hemos fijado un presupuesto máximo de 140 euros para adaptarnos así al bolsillo del mayor número de usuarios y proponer modelos de gama de entrada con los que iniciarse en este ocio. Son los siguientes: Eachine E511S (8,5), Hubsan H107C (7,5), Le-Idea IDEA 10 (8) y Syma x5 X5C-1 (8).

Se han analizado y evaluado teniendo en cuenta criterios como los siguientes:

– Materiales: en función de su calidad, la durabilidad y la resistencia del dron es mayor frente a posibles impactos si cae al suelo.

– Rendimiento: ¿Cumple el dispositivo con lo esperado a partir de la descripción de sus características?

– Control: si resulta fácil o no hacerse con su control, como responde a las indicaciones que recibe… Este control se encuentra ligado a la estabilización del dispositivo.

– Calidad de imagen y vídeo: siempre teniendo en cuenta que son drones cuya calidad de imagen y vídeo no puede compararse con la de modelos más avanzados y caros. Aun así, existen unos criterios mínimos en cuanto a resolución, definición, color, brillo…

– Autonomía: la duración de sus baterías es de unos pocos minutos, pero algunos ofrecen una mayor autonomía que otros.

– Accesorios: suele ser habitual que incluyan en su caja varios accesorios como unas hélices de repuesto o una cubierta protectora.

¿Cómo los hemos probado?

Hemos volado estos cuatro drones durante varios días en campo abierto, en un espacio sin casas próximas al lugar en el que nos encontrábamos. Esto nos ha permitido comprobar su funcionamiento, facilidad de uso y puesta en marcha al conducirlos y descubrir sus posibilidades. Asimismo, hemos corroborado la duración de sus baterías y si se desenvuelven de distinta forma en un día sin rachas de viento y otro con pequeñas ráfagas.

Todos ellos han transmitido sensaciones positivas y han cumplido con las expectativas que habíamos depositado. No obstante, el dron Eachine E511S ha conseguido la valoración más alta. Es, en nuestra opinión, el modelo que logra un mejor equilibrio en su conjunto, una buena estabilidad en el vuelo y autonomía, y la calidad de sus materiales aporta una alta resistencia a los impactos.

Eachine E511S: nuestra elección 

Junto al dron Le-Idea IDEA 10 es el único que incorpora tecnología de posicionamiento GPS y esto les permite brindar otras características que van más allá del clásico pilotaje de un dron. Asimismo, puede controlarse a través de la aplicación LW-FPV (la misma que su contrincante) que es compatible con Android e iOS; desde su mando de control se despliega una estructura para colocar el teléfono móvil y dirigir el dron de manera más cómoda.

Ficha técnica

Contenido de la caja: dron Eachine E511S, transmisor, batería, cable de carga USB, cuatro cubiertas de protección, dos cuchillas de repuesto, un destornillador y manual de usuario.

Modos del dron: Sígueme, Órbita, Waypoint y VR 3D.

Giroscopio: seis ejes.

Cámara: 1080p, gran angular de 120º y ángulo ajustable de 45º.

Autonomía: 16 minutos.

Frecuencia: 2.4 GHz

Dimensiones (desplegado): 354 x 366 x 73 mm.

Peso: 280 gramos.

Distancia R/C: 200-300 metros. FPV: 60-80 metros.

Otros: GPS, botón de encendido/apagado, batería baja, giros 360º, botón de parada de emergencia, selector de velocidad y tiempo de carga de la batería entre 120 y 150 minutos.

Esta app exhibe un diseño sencillo y un conjunto de características completas. No sólo permite tomar imágenes y vídeos, o consultar la batería que resta (la autonomía se aproxima bastante a los 16 minutos que promete el fabricante).

Al clásico Modo Sígueme (es posible determinar la altura a la que queremos que lo haga) se suma el Modo Órbita (el dron se desplaza alrededor de donde nos encontramos tomando fotos desde distintos ángulos) y la función Waypoint: esta opción es la más interesante porque ayuda a trazar una ruta a través de varios puntos que el dron sigue y que nosotros a través de la pantalla de nuestro dispositivo móvil visualizamos. De igual forma, la aplicación muestra la distancia y la altitud que alcanza el dron, entre otros datos.

Con un peso de 290 gramos y unas dimensiones de 370 x 354 x 73 mm cuando despliegas toda su estructura, emplea un motor de escobillas. La cámara es Full HD y lo que más nos ha gustado cuando la usas es que, desde el mando de control, tienes la opción de modificar y ajustar verticalmente el ángulo gracias a su diseño motorizado. La calidad de estas grabaciones en términos de definición ha sido mejor de lo esperado, aunque en algunos planos los colores no son tan vivos como nos hubieran gustado. Otras características a indicar son: botón de retorno, botón de despegue y aterrizaje, selector de velocidad, giros 360º, Modo VR 3D, Modo sin cabeza para una orientación automática que tiene en cuenta nuestra posición, aviso de batería baja y parada de emergencia.

Lo mejor: buena construcción, autonomía y posibilidades que ofrece durante el vuelo.

Lo peor: es la segunda opción menos económica.

Conclusiones: este modelo equilibra muy bien sus funciones, viene con GPS y su cámara es ajustable. Su manejo resulta realmente muy intuitivo.

Dron Eachine

Con más de 1.500 opiniones en Amazon y una nota media elevada, el producto recoge valoraciones positivas como esta: «Después de probar con diferentes drones baratos y de una calidad inferior, este eachine E511S es el siguiente paso que debe dar un piloto de drones aficionado; dadas las múltiples posibilidades que ofrece ya hacen de este dron algo mas avanzado y completo».

Compra por 129,99€ en Amazon

Le-Idea IDEA 10: la alternativa

Prueba otra forma de hacer fotos y grabar vídeos: analizamos cuatro drones baratos y elegimos el mejor

Viene con un práctico estuche de viaje para guardar el dron y su mando de radio control cada vez que se usa. IDEA 10 es un cuadricóptero de diseño plegable y 170 gramos de peso provisto de una cubierta protectora que amortigua los golpes; un sistema giroscopio de seis ejes para una mayor resistencia y estabilidad durante el vuelo; y una cámara Full HD con una lente gran angular de 120º que ofrece unos resultados más que decentes.

Es capaz de alcanzar una altura de 80 metros y una distancia de 200 metros. Que haya sido dotado, además, de tecnología GPS permite sacarle más partido y disfrutar de características complementarias como las funciones Sígueme y Vuelta a casa: posibilita que el dron regrese al punto inicial que previamente ha memorizado (en su mando de control existe un botón específico que la activa). Asimismo, si por alguna razón la conexión entre ambos se perdiese, el dispositivo tiene la capacidad de regresar al lugar en el que te encuentras. También sucede si la batería está a punto de agotarse. Esta autonomía es de unos 15 minutos. Hay que dedicar cerca de tres horas para recargarla: sin duda su punto más negativo.

Enseguida aprendes a utilizar su mando de control, desde el que se puede elegir entre tres modos de velocidad (baja, media y alta). Es conveniente empezar por el primer modo e ir subiendo de manera escalonada a medida que se gana en destreza para dirigirlo y moverlo en el aire como uno quiere. En otro orden de cosas, su tecnología Wi-Fi ayuda a emparejarlo con el móvil o la tableta (admite tanto modelos Android como iOS) a través de la app LW-FPV para que desde la pantalla de tu dispositivo lo pilotes y visualices lo registrado por la cámara, tomes fotos y vídeos que se guardan en la tarjeta SD que uses, accedas a funciones extra…

Dron Le-Idea

Un usuario que ya lo ha probado lo «recomienda al 100%»: «Muy fácil de manejar, cámara con buena calidad y las funciones de GPS van a la perfección. Muy estable cuando lo dejas quieto para tomar fotos o vídeos. La batería se carga en 2-3 horas y te da un rendimiento de 12-15 minutos. Lo mejor es tener varias baterías. Muy contento con la compra».

Compra por 139,99€ en Amazon

Syma x5 X5C-1: mejor relación calidad-precio

Prueba otra forma de hacer fotos y grabar vídeos: analizamos cuatro drones baratos y elegimos el mejor

Por precio y características, es idóneo para quienes se inician en el pilotaje de un dron y no quieren gastarse mucho dinero. Con un peso muy liviano (en torno a los 100 gramos), lo que uno piensa a priori es que su estructura no es muy resistente y que ante el primer impacto se romperá. Pero sucede todo lo contrario. Forma parte, al igual que sus competidores, de la familia de los cuadricópteros. Integra cuatro hélices y debajo de ellas descubrimos cuatro luces LED (dos son de color naranja y las otras dos verdes) que permanecen fijas y cambian a intermitente cuando la batería llega a su fin. Es la manera que tiene de avisarnos de que hay que recargarla. Traducidos en minutos, esta batería permite volarlo alrededor de unos 10 minutos por lo que se aconseja adquirir otra/s de repuesto.

La cámara se sitúa en la parte inferior y permite grabar vídeos y tomar imágenes a 1.280 x 720 píxeles de resolución (incluye una tarjeta microSD). Su calidad es bastante limitada pero teniendo en cuenta el público al que se dirige queda justificada. En cuanto a la experiencia de uso, te sientes cómodo y enseguida lo controlas. Que disponga de seis ejes giroscópicos le proporciona una notable estabilidad, incluso con pequeñas rachas de viento.

El control remoto del mando funciona en la banda de los 2.4 Ghz. Su uso es sencillo y puedes controlar la potencia y los movimientos a realizar. Lo recomendable es volarlo a una altura de unos 30 metros. En su caja se incluye también un pequeño destornillador, el cable USB para alimentar la batería, unos protectores para las hélices y unas aspas de repuesto.

Dron Syma

Uno de sus muchos usuarios destacan de este producto «su elevada resistencia»: «Ya hace un par de años que lo tengo y se ha llevado varios golpes y sigue funcionando. Recomendable para empezar en este mundo por su resistencia. Las baterias duran unos 6 a 8 minutos pero trae varias de repuestos».

Compra por 48,57€ en Amazon

Hubsan H107C

Prueba otra forma de hacer fotos y grabar vídeos: analizamos cuatro drones baratos y elegimos el mejor

Al igual que el cuadricóptero Syma-x5 X5C-1, forma parte de la hornada de dispositivos enfocada a los usuarios que dan sus primeros pasos en el universo dron. Pesa 50 gramos y su cuerpo de plástico muestra un buen acabado y construcción; podemos blindar sus hélices con el protector que está incluido en la caja para garantizar su seguridad, sobre todo las primeras veces que se usa. Junto a este accesorio, hay unas hélices de recambio y un cable USB para recargar su batería de 380 mAh que arroja una autonomía de hasta siete minutos. El tiempo de recarga es de unos treinta y cinco minutos.

Una vez completamos el proceso de calibración, no tuvimos problemas, como tampoco con el resto de modelos seleccionados, cuando empezamos a volarlo. En nuestro caso, lo hicimos a una distancia de unos 60 metros de donde nos encontrábamos, aunque el fabricante indica que puedes llevarlo hasta los 100 metros. ¿La experiencia? Nos divertimos mucho y si el día está despejado y sin ráfagas de viento la estabilización que logra te sorprende. Su cámara es HD y se comporta mejor grabando vídeos con audio que si tomamos instantáneas.

El mando de control recuerda al de la consola PlayStation. Opera en la frecuencia de los 2.4 GHz y ofrece un agarre ergonómico que nos ha gustado mucho. Asimismo, es posible escoger entre un modo para principiantes y otro más avanzado con el que puedes, incluso, realizar movimientos 360º. Dispone de una pequeña pantalla LCD monocromo que muestra varios datos referidos al vuelo.

Dron Hubsan

«Dron perfecto para iniciación. Al principio cuesta un poco hacerse con las instrucciones y calibrar los sensores pero luego va genial y es muy fácil de pilotar. La cámara graba con mucha calidad de imagen. Muy buena la opción de poder disminuir la sensibilidad de los mandos, sobre todo para un aprendiz como yo», afirma una usuaria.

Compra por 79,90€ en Amazon

¿Por qué debes confiar en mí?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes… No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Suscríbete a Amazon Prime para que tus pedidos lleguen antes a casa.

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 10 de septiembre de 2020.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: