La alineación de Junts per Catalunya en Estrasburgo ya está completa. Clara Ponsatí ha recogido este miércoles en Bruselas su acreditación de eurodiputada, y conformará junto a Carles Puigdemont y Toni Comín el trío de representantes de la formación independentista en el hemiciclo. Juntos han posado exultantes a las puertas de la institución. «Mucha gente poderosa ha trabajado para evitar este momento y no lo ha conseguido. Esta es una foto que no querían. Hoy la tienen», ha señalado desafiante Carles Puigdemont.

La llegada a la Eurocámara de Ponsatí se produce gracias a la salida de Reino Unido de la UE el pasado 1 de febrero, que ha implicado un nuevo reparto en el que España gana cinco escaños. La Junta Electoral Central citó en Madrid a todos ellos para acatar presencialmente la Constitución en la sede del organismo, situada en el Congreso de los Diputados. Ponsatí, como antaño Puigdemont y Comín, eludió acudir a Madrid a completar ese trámite, sabedora de que si pisa suelo español será detenida al estar vigente una orden de detención en su contra por sedición. La exconsejera de Educación se ampara en la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que rechaza que sea obligatorio para ser eurodiputado.

El Parlamento Europeo no le ha puesto ninguna traba. La reconoció como eurodiputada el pasado viernes, y este miércoles le ha proporcionado la credencial. Pese a que su trabajo se desarrolla entre Bruselas y Estrasburgo, Ponsatí ha mostrado su intención de mantener su residencia en Escocia. «En los próximos meses compareceré en Edimburgo ante el tribunal que está procesando mi caso, y estaré a las órdenes de lo que diga el juez», ha afirmado.

Tras cuatro meses en Bélgica, Ponsatí decidió en marzo de 2018 fijar su residencia en Escocia, donde ejerce como profesora en la Universidad de St. Andrews. Pese a que goza de inmunidad como eurodiputada, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, dictó este lunes un auto en el que mantenía activa la euroorden en su contra al entender que carece de protección en Reino Unido tras el Brexit, pero la defensa de la dirigente independentista discrepa de esa interpretación, y no le ve recorrido.

Los tres líderes de Junts per Catalunya afrontarán en las semanas venideras el suplicatorio en el que se decidirá si el Parlamento Europeo les despoja de su inmunidad como eurodiputados para que puedan seguir siendo juzgados. La petición del Tribunal Supremo será examinada en la Comisión de Asuntos Legales de la Cámara, que deberá remitir una recomendación a la Eurocámara. El pleno tendrá la última palabra por mayoría simple. El procedimiento les llega en un momento de soledad en la Eurocámara, integrados en los no inscritos después de que Los Verdes rechazaran aceptarlos en su grupo parlamentario.

Puigdemont insiste en el referéndum

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha insistido este miércoles en que su irrupción en la Eurocámara tras una larga espera debe servir de ejemplo en las discusiones con el Estado. «Es una divisa para futuras negociaciones. No hay que renunciar a nada de lo que nos ha llevado hasta aquí. Porque a pesar de las dificultades hay resultados».

En la víspera de la reunión en Barcelona entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo de la Generalitat, QuIm Torra, ha insistido en mantener intactas sus demandas. «Que Sánchez esté de acuerdo en organizar un referéndum de autodeterminación sería un buen mensaje. Creo que todos estaríamos muy satisfechos de que la reunión de mañana saliera con ese compromiso».




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: