Policías y expertos criminólogos han rechazado que la puesta en marcha de Madrid Central pueda influir en la inseguridad en el distrito, tal y como han asegurado en los últimos días la aspirante al Gobierno regional por el PP, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. Ambos grupos afirman que no hay relación directa entre la circulación de vehículos y la delincuencia. Además, la tasa de criminalidad en el primer semestre, que coincide con el inicio del área restringida, ha bajado en Centro un 0,64%, pese a haber aumentado la población residente en el distrito en más de 6.000 personas.

Isabel Díaz Ayuso se descolgó el pasado viernes en una entrevista en Telemadrid con que Madrid Central había matado el Rastro y que había aumentado la delincuencia en las calles que forman parte de Madrid Central —la práctica totalidad del distrito—. “Los domingos ya no son lo que eran. Entre semana hay tiendas que ya cierran a las cinco de la tarde. Ha aumentado la delincuencia en esas calles”, afirmó la candidata del PP.

El alcalde apoyó sus tesis este lunes: “No dispongo de los datos que lo puedan demostrar, pero es cierto que con algunos vecinos sí que hemos hablado y sí que han manifestado que pueden tener una cierta sensación de inseguridad como consecuencia de que haya menos gente en las calles”. Lo atribuyó a “la entrada en vigor de Madrid Central” y que no acudiera “tanta gente al distrito Centro”. Ayer, rectificó en parte y afirmó que Madrid era una ciudad “tremendamente segura”. “Hay pocas ciudades en el mundo donde los ciudadanos nos podamos sentir tan seguros en nuestra vida diaria. Al margen de otro tipo de debates, eso es con lo que nos tenemos que quedar”, sostuvo.

Sin relación alguna

Expertos criminólogos consultados por este periódico niegan que haya relación directa entre el cierre al tráfico de vehículos y el aumento de la delincuencia. “El distrito de Centro se caracteriza por atraer a mucha gente y a que haya mucho movimiento a todas horas. Eso se traduce en un control social directo, de forma que, si la gente ve algo sospechoso, llamará a la policía”, recuerda el decano del Colegio de Criminología de Madrid, Angel García Collantes. Además, explica que por todo el distrito hay un gran número de cámaras situadas en puntos estratégicos. Eso hace que los delincuentes huyan de estas zonas.

El principal problema para los expertos es que no se puede hablar con ligereza de temas tan sensibles como la delincuencia. “No tiene nada que ver la medida de Madrid Central. Si realmente se hubiese producido un incremento de la delincuencia, hay que hacer un estudio muy pormenorizado y ver a qué causas obedece. Desde luego, resultaría muy raro, así a priori, que se debiera a que los coches dejan de entrar en una zona”, añade García Collantes.

Otros expertos consultados, que prefieren guardar el anonimato, explican que el cierre de la circulación sólo tendría efectos negativos en lugares aislados con problemas de comunicación y que podrían terminar en guetos por falta de esos controles sociales directos. Estos expertos mantienen además que seis meses es muy poco tiempo para ver la evolución de la delincuencia en una zona. “Cualquier variación en un periodo tan corto puede obedecer a muchos factores que habría que analizar con mayor detalle. En estos temas, es preferible tener una perspectiva mucho más amplia, salvo que haya un delito que sí suba de manera muy flagrante y en un tiempo muy corto”, añaden estos expertos.

Varios mandos policiales confirman las tesis de los criminólogos. La presencia de agentes se ha mantenido en toda la zona y no existen zonas especialmente conflictivas. También niegan que la ausencia de coches haga subir el número de denuncias. “No hay nada de eso que están diciendo. Se han tirado a la piscina con algo muy sensible como es la delincuencia, sobre todo, al no apoyarlo en datos objetivos. ¿Qué relación hay? No han sido capaces de explicarlo ¿O es que los delincuentes ahora van en metro?” ironizaba un mando policial. 

El área de Madrid coincide casi al 100% con el distrito policial de Centro. Tan solo se quedan fuera de esta zona el área ocupada por el Palacio Real y la basílica de la Almudena, junto con sus espacios anejos. En total, 472 hectáreas de extensión.

Los datos de denuncias corroboran hasta la fecha las opiniones de los expertos y de los mandos policiales. Ya en 2018, Centro tuvo una bajada del 0,29 en la tasa de denuncias. La mayor bajada se ha producido en el primer semestre si se compara con el mismo periodo del año anterior. Se han registrado menos denuncias, pese a que la población en el distrito ha aumentado un 4,7% en estos seis primeros meses del año.

Centro es la zona de toda España que mayor número de denuncias recibe, dado que cada día acuden a esta zona centenares de miles de personas y es el núcleo de comercios y servicios más importantes de la ciudad. De hecho, los mandos policiales han pedido siempre que se incluyan índices correctores por esta afluencia masiva de personas.

100 agentes en prácticas para el distrito

La comisaría de la Policía Nacional del distrito de Centro recibió ayer a 100 agentes en prácticas que completarán los nueves meses de formación en la academia del cuerpo en Ávila. Esta comisaría es la que más futuros funcionarios recibe en la región, con 1.001 en total.

Sus prácticas se desarrollarán en los grupos de policía judicial, seguridad ciudadana, oficina de denuncias, información, extranjería y policía científica. En todo momento, estarán acompañados de policías con experiencia que les tutorizarán y harán un seguimiento de su formación.

Puente de Vallecas (55 alumnos), Usera-Villaverde (50), Tetuán (50) y Carabanchel (35) están por detrás de Centro. A estos 1.001 agentes en prácticas se suman otros 1.732 que comenzarán a trabajar en Madrid y que recibieron su primer destino tras jurar el cargo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: