Podemos ha reconocido este domingo que ideó y ejecutó la campaña de proyección de las imágenes de los denominados “papeles de Bárcenas” –con los nombres “M. Rajoy” y “M. Rato”– sobre la fachada de la Casa de la Panadería de la plaza Mayor de Madrid. La proyección de estas imágenes, que tuvo lugar este sábado por la noche, forma parte de la campaña diseñada por Podemos con el lema Que no vuelvan, que la formación ha comenzado hoy a difundir en la redes sociales acompañada de un vídeo en blanco y negro.

Presentado por Sí se puede films, en el vídeo se suceden planos de distintos dirigentes del PP con las anotaciones del extesorero Luis Bárcenas sobreimpresas. ”Porque nos han saqueado. Porque nos han mentido. Porque han utilizado el dinero de la sanidad y la educación de nuestros hijos para intentar destruir a adversarios políticos. Porque han degradado las instituciones y la democracia. Porque no vamos a olvidar. Que no vuelvan”, ha escrito la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, en Twitter.






Montero ve “bueno” que “las paredes digan lo que piensa la mayoría”

Además de Bárcenas, aparecen Mariano Rajoy, José María Aznar, Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre, Francisco Granados, Ignacio González o Rodrigo Rato, entre otros. El vídeo finaliza con unos planos del actual líder del PP, Pablo Casado, una primera plana de El País con el titular “Los papeles de Bárcenas”, el lema “Que no vuelvan” y la promesa de que “continuará…”.

Una empresa de proyecciones especializada en vídeo mapping, Snake Producciones, instaló este sábado sobre un andamio el proyector desde el que se difundieron las imágenes de los “papeles de Bárcenas” durante dos horas.

Además de las anotaciones del extesorero del PP sobre supuestos pagos a M. Rajoy, R. Rato o Jaime Mayor, en la proyección aparecía también el presidente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estrechando la mano del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con la frase superpuesta “pero tampoco te conformes”.

La fachada de la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor de Madrid se ha iluminado esta noche con imágenes de gran formato en el marco de una campaña de Podemos
(Rodrigo Jiménez / EFE)

A preguntas de los periodistas tras celebrar un acto en Galicia, la dirigente de Podemos, Irene Montero, ha considerado que es bueno que “las paredes digan lo que piensa la mayoría de la gente”. “Y digan lo que piensa la mayoría de la gente, que queremos un gobierno progresista y no de derechas en este país”, ha sentenciado.





La proyección del vídeo ha sentado mal, obviamente, en las filas del PP, que han pedido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, explicaciones por que se haya autorizado. En las redes sociales, el portavoz del PP en el Consistorio y candidato a la Alcaldía, José Luis Martínez Almeida, señaló que Carmena “debe dar explicaciones con urgencia” y “sin esperar al lunes” de lo ocurrido anoche en la Plaza Mayor. “Empezando por ella misma, que suma y sigue”, añade Almeida.


Fuentes municipales indican que la proyección solo contaba con una autorización provisional

Según fuentes municipales, unn técnico de la Junta de Distrito Centro de Madrid dio autorización provisional a la empresa publicitaria encargada del vídeo pero sin la ratificación pertinente del concejal presidente del distrito, Jorge García Castaño. Por tanto, según insisten desde el Ayuntamiento, “no existe una autorización expresa” para esta acción propagandística de Podemos puesto que García Castaño “no había firmado tal autorización”.

No obstante, sí existía una autorización preliminar por parte de u n técnico de la Junta de Distrito Centro, que aún no ha sido localizado, ya que la documentación técnica proporcionada el jueves por el promotor publicitaria “era correcta”. En cuanto al contenido de la acción, en este tipo de autorizaciones, el Ayuntamiento ha asegurado que sólo se responsabiliza del acto en la vía pública y nunca del contenido del mismo. Ahora, el Consistorio matritense va a proceder a la revisión del expediente de dicha autorización preliminar y el expediente definitivo. Van a revisar el proceso de tramitación “por si habido algún error”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: