Unidas Podemos ha votado en contra de la iniciativa del PP para forzar la comparecencia de Pedro Sánchez en sesión extraordinaria. La formación de Pablo Iglesias que a primera hora de la mañana del martes se mostraba favorable a la intervención del presidente —»Tal y como exige la ley», en palabras de Ione Belarra, portavoz adjunta—, ha rechazado apoyar la petición de los populares una vez que el PSOE ha confirmado que el presidente en funciones comparecerá en sesión ordinaria. Lo que sí ha logrado el grupo confederal es que Carmen Calvo dé explicaciones sobre la gestión de la crisis del Open Arms, el buque de la ONG española que rescató el 1 y el 10 de agosto a 160 personas en el Mediterráneo y que aguardó 20 días a poder desembarcar a los migrantes, en un pleno que se celebrará el próximo jueves a las 16.00, según ha informado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

La comparecencia de Calvo en un pleno extraordinario ha salido adelante con 39 votos a favor de los 69 que integran la Diputación Permanente del Congreso, el organismo parlamentario que actúa cuando el Gobierno está en funciones. Para sacar adelante la propuesta era necesario que hubiera más votos afirmativos que negativos. Además de los representantes de Unidas Podemos, han secundado la petición, ERC, Ciudadanos, PP y PNV. PSOE y Vox han votado en contra.

La portavoz adjunta de Unidas Podemos, Ione Belarra, había avanzado a primera hora del martes que secundaban que el líder socialista diera explicaciones por las cumbres de la UE, aunque el sentido de su voto dependía de la confirmación del Gobierno en funciones de comparecer en sesión ordinaria. «Por supuesto creemos que el señor Sánchez tiene que comparecer para explicar qué se decidió y debatió en esos consejos europeos porque, además, el PSOE no solo se comprometió a comparecer después de los consejos, sino también antes, para debatir conjuntamente en la Cámara qué posición tiene que llevar España a esos consejos», ha asegurado Belarra, a su entrada en la Diputación Permanente.

Cuando PP y Grupo Mixto cursaron la petición, Sánchez propuso comparecer, aunque en «sesión ordinaria», para informar sobre los acuerdos de las reuniones del Consejo Europeo ocurridas entre los días 20 y 21 de junio, la primera, y entre los días 30 de junio y 2 de julio, la segunda. Este martes, el diputado socialista Héctor Gómez ha defendido que Sánchez siempre «ha dado la cara» atendiendo a los requerimientos de la Cámara baja y ha invitado al resto de grupos parlamentarios a que acepten el ofrecimiento de comparecer en «sesión ordinaria».

El caso ‘Open Arms’

Partido Popular y Ciudadanos también han intentado que sea Pedro Sánchez quien rinda cuentas ante el Parlamento por lo que definen como «bandazos» del Gobierno en torno a la inmigración. El voto de Unidas Podemos era esencial para que la petición saliera adelante, pero la formacion de Iglesias optó por reclamar la presencia de la vicepresidenta al considerar que fue Calvo la responsable de «la gestión tardía» de la crisis del buque de rescate, no el presidente que, según el partido, «estaba de vacaciones en ese momento».

Durante la sesión, el PSOE ha asegurado que Calvo, «no tendrá ningún problema» en acudir al Congreso para informar de la gestión de la crisis del Open Arms. «La vicepresidenta en ningún caso ha eludido su responsabilidad en cuanto a dar explicaciones, lo ha hecho públicamente y no tendrá absolutamente ningún problema en hacerlo ante esta Cámara», ha asegurado la diputada del PSOE Ana Belén Fernández Casero. Aunque finalmente, los socialistas han votado en contra de la comparecencia.

«El Open Arms es el mismo barco y la misma ONG que el señor Sánchez elogiaba antes de llegar a la Moncloa, la misma ONG a la que más tarde, con Sánchez, el Gobierno retenía durante tres meses en el puerto de Barcelona, el mismo barco al que hace una semana el Gobierno le ofrecía atracar en Algeciras con los inmigrantes a bordo y el mismo que ha sido aludido por el Gobierno con la multa de 900.000 euros que le puede caer», ha criticado el diputado del PP, Carlos Rojas.

Desde Ciudadanos, la diputada Sara Giménez se ha sumado a la petición de comparecencia de Sánchez al que ha acusado de «usar la migración como un cartel electoral», para «hacer un tuit grandilocuente, tener una foto o un titular». A su juicio, con la gestión de la crisis del Open Arms, el Gobierno ha demostrado «improvisación, dejación de funciones y pocas ganas de dar la cara». El diputado de Vox, Víctor Manuel Sánchez del Real, ha apoyado la comparecencia de Sánchez, al que ha acusado de «utilizar a los seres humanos con los que se está traficando».




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: