El lehendakari, Iñigo Urkullu, Pedro Azpiazu, y Lander Martínez. En vídeo, el portavoz de Elkarrekin Podemos defiende las cuentas para 2020. DAVID AGUILAR EFE Vídeo: Europa Press

—El Gobierno vasco ya tiene presupuestos para el último ejercicio de la legislatura. Elkarrekin Podemos y Equo han facilitado al PNV y PSE-EE, socios en el gabinete de Íñigo Urkullu, transitar hasta las elecciones autonómicas, que podrían ser en junio o en octubre próximos, sin sobresaltos y con una capacidad de gasto de 300 millones de euros superior a la de 2019. El Parlamento vasco ha aprobado este viernes los presupuestos de Euskadi para 2020, que ascienden a 11.744 millones de euros con los 36 votos a favor, que suman el PNV y el PSE, y la abstención de los nueve parlamentarios de Podemos y Equo. Una comunión entre el PNV, los socialistas y Podemos que se está fraguando también en Madrid, de cara a la investidura de Pedro Sánchez.

El partido morado, del que se han separado para esta votación sus dos parlamentarios de Ezker Anitza —los herederos de Izquierda Unida— sustituye al PP a la hora de complementar la minoría parlamentaria de los partidos de Andoni Ortuzar e Idoia Mendia, a falta de un escaño para la mayoría absoluta. El Gobierno vasco ha tenido que gestionar en 2019 un presupuesto prorrogado de 2018. La izquierda abertzale y el PP han cargado contra Podemos por «venderse» al PNV por en torno a 200 millones de euros, que corresponde con la cuantía de las enmiendas que han conseguido movilizar a cambio de su abstención. 

La portavoz de EH Bildu, Leire Pinedo, ha enmarcado el acuerdo presupuestario en la situación política que se vive en España, donde un eventual Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos requeriría del apoyo del PNV en el Congreso de los Diputados. «El PNV no deja de mirar hacia Madrid», ha afirmado. Sin embargo, ha sido muy crítica con Podemos, con quien compite por una parte de su electorado, al acusarles de «blanquear los recortes» que «mantienen» las cuentas del Gobierno vasco. El PP ha sido más duro. Su portavoz, Antón Damborenea, se ha dirigido al de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, para decirle que «se va a comer el presupuesto más chungo de toda la legislatura y con los partidos más corruptos de Europa, España y Euskal Herria». «Es lo que toca porque cuando el pacto viene de Madrid…», ha ironizado.

Los presupuestos vascos para el próximo año superan en 301 millones de euros (+2,9%) la suma destinada a gasto real en políticas públicas. El 77,5% del dinero presupuestado corresponde a actuaciones en materia de salud, educación, empleo y políticas sociales. La suma reservada para innovación se ha incrementado un 5,44%. El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Elkarrekin Podemos se ha traducido en la introducción de modificaciones por 201,5 millones de euros para ejecutar en 2020 y en años posteriores. Entre las medidas acordadas entre el Ejecutivo autonómico y Elkarrekin Podemos se encuentra el incremento de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en un 4% a partir del próximo año, el doble de lo que el Ejecutivo tenía previsto en su proyecto presupuestario. Además, hay 20 millones de euros en concepto de políticas feministas y de lucha contra la violencia machista.

El País Vasco va a acabar el año con un crecimiento del PIB de un  2,2% y, según todas las estimaciones de los agentes sociales, incluida la patronal Confebask, en 2020 va a generar empleo suficiente como para lograr una ocupación similar a los niveles anteriores a la crisis. Las previsiones para 2020 son del 1,9% del PIB. La asignatura pendiente sigue siendo la del empleo de calidad. En ese contexto, el PNV ha defendido que los presupuestos «van a sostener la pujanza del año 2020, la estabilidad económica y la creación de empleo». Su portavoz, Mikel Arruabarrena, ha subrayado que «más allá de los dimes y diretes del debate, lo que vamos a demostrar hoy es que la política en Euskadi es diferente y que somos capaces de llegar a acuerdos transversales entre diferentes», ha subrayado.

Por su parte, la parlamentaria del PSE-EE Alexia Castello se ha felicitado por la aprobación de los presupuestos y ha lamentado que tanto EH Bildu como el PP se hayan negado al «diálogo» para tratar de sumarse a un acuerdo, mientras que el diputado de Podemos Lander Martínez ha defendido que el pacto es «un buen acuerdo». «Creo que tanto el Gobierno como nosotros hemos entendido que a las puertas de 2020 tocaba explorar nuevos caminos para construir y acometer las transformaciones necesarias para que Euskadi no se quede paralizado ante los retos que tenemos por delante», ha señalado Martínez.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: