La Premier League, la liga más rica del mundo, se ha llevado el botín más preciado. Cuatro de sus representantes copan las finales de la Champions League y de la Europa League, algo que jamás había logrado ningún país anteriormente. Un dato histórico que se refuerza con que el líder de la competición y favorito a llevarse el título, el Manchester City, no es ninguno de esos cuatro equipos.

Liverpool, Tottenham, Arsenal y Chelsea se disputarán las dos competiciones de clubes más importantes del continente. Los de Merseyside han sido verdugos del Barça, el único equipo que permanecía en la competición y máximo favorito. En la Europa League, fue el Arsenal de Emery -vigente campeón- el que echó al Valencia.






En la Champions, el Real Madrid y el Barça han ganado siete de las últimas diez ediciones

Gane quien gane, ganará la Premier. Con ello pondrán fin al dominio que han ejercido los equipos españoles en los últimos años. En la Champions, el Real Madrid y el Barça han ganado siete de las últimas diez ediciones, las cinco últimas de manera consecutiva. Y en la Europa League, entre el Sevilla y el Atlético de Madrid habían conquistado seis de las últimas diez.

Lo más sorprendente de todo es que el líder de la Premier no es ninguno de los cuatro equipos que aspira a conquistar Europa, algo que habla de la fortaleza de la competición. También, de lo difícil que es alcanzar el título en Inglaterra. El Manchester City de Pep Guardiola, eliminado por el Tottenham, está a tan solo una victoria de lograr su segunda liga consecutiva. El Liverpool, su único rival a estas alturas, podrá consolarse con la final de Champions el próximo 1 de julio.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: