Tecnología

PlayStation Classic: una vuelta a los 90 | Escaparate


Han pasado más de dos décadas desde que Sony lanzara su primera PlayStation. Y ahora ha vuelto a las tiendas, pero en una versión mini. Su lanzamiento fue el pasado 3 de diciembre, día en el que cumplía su 24 aniversario, y promete ser uno de los regalos estrella de esta Navidad.

Esta nueva versión en pequeño tamaño comparte su diseño, el modo de juego, así como los mismos videojuegos. Un objeto de coleccionista, ideal para jugones y nostálgicos, que hemos tenido la oportunidad de probar durante dos semanas. Pero, ¿merece la pena?

Análisis y valoración

Al extraer la PlayStation Classic de la caja, la sensación de vuelta al pasado es inmediata: es exactamente igual a la original, con la salvedad de que tiene la mitad de su tamaño original. Tiene el mismo diseño, los mismos botones y hasta el lector de discos aunque, en este caso, la tapa no se puede levantar. Los mandos también son una reproducción fiel de la primera versión: tamaño, materiales, la cruceta, los botones gomosos… Muchos echarán en falta los sticks de la versión DualShock aunque, en honor a la verdad, hay que decir que la consola original tampoco los incluía. Lo que sí nos hubiera gustado es que sus cables fueran unos centímetros más largos, ya que se quedan demasiado cortos si no estás sentado a menos de un metro de la pantalla. Además, y dada la ligereza de la máquina (pesa 170 gramos y cabe en la mano), no resulta cómodo que se mueva de su sitio con tanta facilidad si se tira de alguno de los mandos un poco más de lo recomendable.

Dimensiones: 33 x 149 x 105 mm, 170 g.

Características: puerto HDMI, USB, voltaje de entrada AC 5 V, procesador de 4 núcleos ARM Cortex A35, 1.5 GHz, gráfica integrada PowerVR GE8300.

Almacenamiento: 16 GB, 1GB memoria RAM DDR3.

Juegos: Battle Arena Toshinden, Final Fantasy VII, Intelligent Qube, Metal Gear Solid, Tekken 3, Jumping Flash!, Mr. Driller, R4: Ridge Racer Type 4, Resident Evil Director’s Cut, Revelations: Persona, Super Puzzle Fighter II Turbo, Wild Arms, Cool Boarders 2, Destruction Derby, Grand Theft Auto, Oddworld: Abe’s Oddysee, Rayman, Syphon Filter, Tom Clancy’s Rainbow Six, Twisted Metal.

Su instalación es tremendamente sencilla: basta con conectar la consola al televisor a través del cable HDMI y enchufarla a la corriente a través de USB. El adaptador tenemos que ponerlo nosotros, ya que no está incluido en la caja.

Al encenderla, nos encontramos con un menú muy simple, en la línea de la filosofía de la PS Classic. Desde el menú se accede a los ajustes para cambiar el salvapantallas, idiomas o energía, y es posible consultar la tarjeta de memoria virtual o el punto de reanudación de los juegos. También es el lugar donde podemos elegir entre cualquiera de los 20 títulos integrados; entre otros: Battle Arena Toshinden, Final Fantasy VII, Grand Theft Auto o Tekken 3 –incluimos la lista completa en la ficha técnica-. La variedad de temáticas es interesante, aunque no podemos dejar de notar grandes ausencias como Tomb Raider, Crash Bandicoot o Gran Turismo, por ejemplo. Este es quizá el aspecto que sí se podría mejorar y no hay previstas novedades al respecto ya que Sony ha anunciado que no habrá actualización con nuevas incorporaciones.

La competencia

Nintendo Classic Mini: NES (56,99 euros). Super MarioBros.TheLegend of Zelda, Donkey Kong o PAC-MAN son algunos de los 30 juegos con los que cuenta esta consola.

Nintendo Classic Mini: SuperNES (83 euros). Gracias a ella, es posible disfrutar de juegos cuyo lanzamiento original sólo se dio en América y Japón, y no en Europa, como EarthBound, Final Fantasy II o Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars.

Sega Megadrive Classic (75,60 euros). Integra hasta 81 títulos clásicos y es compatible con los tradicionales cartuchos de juego SEGA Mega Drive.

Los juegos se han integrado tal y como se lanzaron en los 90 y, aunque era algo esperado, no deja de resultar chocante a simple vista dada la calidad de imagen a la que estamos acostumbrados en la actualidad. Como no se han escalado y mantienen el formato 4:3 original, aparecen amplias bandas negras a ambos lados de la imagen -a veces, también arriba y abajo- y se aprecia un importante pixelado. Además, los títulos no están doblados al castellano, y sólo podemos disfrutar de ellos en inglés. Todos aquellos que jugaron en su momento, notarán la ausencia de voces y expresiones tan míticas como las de Alfonso Vallés en Metal Gear Solid.

Un último aspecto a comentar: su precio. No es el primer emulador que se ha lanzado al mercado de las consolas clásicas de los 90, pero sí es de los más caros.

Una vez analizados sus pros y sus contras, podemos afirmar que los nostálgicos y los coleccionistas, e incluso los niños, son los que más disfrutarán de esta consola. No es una opción recomendable para gamers, ya que echarán en falta demasiados aspectos.

Lo mejor, lo peor y conclusión

Lo mejor: Su diseño y facilidad de uso.

Lo peor: Faltan algunos juegos míticos y el precio es algo elevado con respecto a la competencia.

Veredicto: Ideal para nostálgicos, reproduce fielmente lo que nos encontrábamos en la PlayStation original, aunque faltan juegos indispensables.

COMPRA ONLINE

PlayStation Classic. Una recreación compacta de la consola PlayStation original; tamaño un 40% más pequeña que la PlayStation de 1994 (149 x 33 x 105 milímetros); peso aproximado de 170 gramos; tiene dos mandos, un cable HDMI y un cable USB; incluye 20 juegos clásicos.

Compra por 95€ en PcComponentes

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto