Plácido Domingo recibió este lunes el reconocimiento del público que llenaba el Palau de les Arts de València por su interpretación del papel protagonista de la ópera Nabucco, de Verdi, en un montaje que resaltaba la defensa del concepto patria y en el que también brilló con luz propia la soprano Anna Pirozzi, en el papel de Abigaille.

En su primera actuación en España después de que este verano una veintena de cantantes le denunciaran en norteamérica por acoso sexual, Plácido Domingo realizó una impecable interpretación del rey babilonio, que culminó con una sentida versión del aria «Dio de Giuda» (Dios de Judá), que fue recibida con bravos y aplausos.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: