Tecnología

Pixel 2, un gran Android que prescinde de la doble cámara | Tecnología


Pixel XL 2 de Google. Fabián Oloarte – Platzi

Google convirtió el 4 de octubre en su fecha para desvelar novedades. En esta segunda ocasión sorprendió con los nuevos Pixel. A diferencia de Apple, que prima la versión Plus con mejor fotografía, es el modelo con doble cámara y estabilizador mecánico, Google ofrece solo una pantalla de mayor tamaño. La capacidad técnica es exactamente la misma.

Con Pixel 2, Google se ha sumado a la moda de los móviles sin marcos, con un borde mínimo para dar el máximo espacio para la pantalla y con buen ajuste en la mano y bolsillo, pero no ha seguido la estela de la doble cámara. Mantiene una y la destaca como la mejor del mercado.

Tras cinco días de uso, las sensaciones son muy buenas. Se defiende como muy pocos móviles en situaciones de luz escasa, pero nos deja sensaciones encontradas el seguir con una sola cámara cuando el resto del mercado ya va con dos.

Todo en el Pixel está pensado para destacar la potencia de Google. Incluye Lens, que analiza cada toma y busca en Internet y el archivo interno imágenes similares

Sundar Pichai, CEO de Google, lo dijo desde el comienzo del evento: “Hemos pasado de ser una empresa que ponía el móvil por delante y a priorizar la inteligencia artificial”. Eso se refleja en esta decisión. Prefieren usar zoom digital, que al final es un recorte, que el óptico con doble cámara.

Destacan en la noche, en interiores, al fotografiar comida, y, a veces, en los retratos. Pero en otras ocasiones deja una sensación extraña de contraste demasiado artificial. Se percibe especialmente en retratos. Se supone que, a medida que se use, irá también mejorando y retocando con acierto. Interesante para los que apuntan, disparan y esperan resultados sorprendentes, pero no tanto para los que quieren un control completo sobre la toma. Como ya hace Apple, también ofrecen fotos animadas. Se puede activar o desactivar este pseudogif. Si nos ponemos técnicos, la cámara es de 12 megapíxeles.

Sin bordes

Tanto la versión de 5,5 como la XL de seis pulgadas, carecen de bordes. La pauta marcada por Samsung y seguida por LG y Huawei es la norma entre los Android. También en el próximo iPhone X. Permite aprovechar mucho mejor la superficie sin sacrificar la usabilidad el teléfono. Es más compacto que la mayoría de los móviles en el mercado. La unidad probada es Very Black, quizá la más sobria. Es resistente a caídas, polvo y agua, otro estándar que ha conquistado el consumidor después de muchos disgustos.

Cuenta con la opción de apretar la parte inferior para que se active el asistente de Google que, además, cada vez entiende mejor el español

Al dejar toda la parte frontal para la pantalla, el sensor de huellas para desbloquear está en la parte trasera. Responde con rapidez y, sobre todo, resulta cómodo. Se puede desbloquear en el bolsillo y sacarlo ya activado.

Todo en el Pixel está pensando para destacar la potencia de Google. Incluye Lens, que analiza cada toma y busca en Internet y el archivo interno imágenes similares. Las notificaciones se pueden adaptar al momento del día y agrupar para evitar interrupciones absurdas. La guerra por la atención se va atenuando a cambio de cierta tranquilidad.

De HTC, su nuevo socio para la fabricación de móviles, ha heredado una característica especial. La opción de apretar la parte inferior para que se active el asistente de Google que, dicho sea de paso, cada vez entiende mejor el español. Otro toque de inteligencia artificial insertado en el corazón del móvil.

La batería supera una jornada laboral lejos del enchufe y tiene carga rápida e inalámbrica. Algo habitual en la última generación. Lo mismo sucede con la conexión USB C. Han sacrificado la toma para auriculares, una decisión que lideró Apple y que sigue generando polémica. El Snapdragon 835 de Qualcomm, los cuatro gigas de RAM y la memoria interna de 64 o 128 gigas dan una experiencia fluida. Con un precio por encima de 700 euros y apenas distinción de marca, Pixel 2 no pretende ser un súper ventas. Al contrario. Será el móvil de los fanáticos de Android y de los desarrolladores que quieren probar sus creaciones con la última versión del sistema operativo antes que nadie. De hecho, llega con Oreo de serie.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment