consultor seo


Para ver un corto de Pixar ya no hará falta esperar a ir al cine. Desde este lunes se podrá hacer también por YouTube. El estudio de animación quiere experimentar con nuevas plataformas y lanzar en ellas micropelículas de animación. La primera incursión ha sido con Purl, un cortometraje que defiende la diversidad de género en las oficinas.

El protagonista es un ovillo de lana, que entra a trabajar en una oficina repleta de hombres. Eso no le resulta un problema, o al menos así se lo hace ver su carácter optimista. El problema llega cuando sus compañeros de trabajo deciden ignorarle por no ser uno de ellos, llegándole incluso a hacer bullying. Para mejorar la situación, tratará de adaptarse al tóxico ambiente, aunque para ello cambie su forma de ser.






El protagonista es un ovillo de lana, que entra a trabajar en una oficina repleta de hombres





El vídeo tan sólo dura ocho minutos, pero son suficientes para hacer reflexionar al espectador sobre unas cuestiones, presentes todavía hoy en algunas empresas. Una denuncia que se veían obligadas a hacer Kristen Lester y Gillian Libbert-Dunca, directora y productora del proyecto. “Está basado en nuestras experiencias propias. En mi primer trabajo en el mundo de la animación yo era la única mujer en la sala, así que, para seguir trabajando en lo que me gustaba, me convertí en uno de ellos”, asegura Lester detrás de cámara.

segunda

Tras visualizarlo, han sido muchos los curiosos que se han preguntado si esta era el ambiente que se respiraba en la compañía. De hecho, se trata del primer corto desde que su fundador, John Lasseter, abandonara su puesto de jefe creativo en la empresa. Unos hechos que ocurrieron en junio, después de reconocer como verdaderas las acusaciones de sus trabajadoras por comportamientos inadecuados hacia ellas.


Está basado en nuestras experiencias propias. En mi primer trabajo en el mundo de la animación yo era la única mujer en la sala, así que, para seguir trabajando en lo que me gustaba, me convertí en uno de ellos”








La cinta ha tenido muy buena aceptación en las redes, llegando a acumular 612.000 reproducciones en sus primeras 48 horas. Por ahora, está en inglés, aunque todo aquel que lo desee, puede poner desde la misma plataforma los subtítulos en castellano.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: