Moda

Pitti Uomo, un regreso a lo esencial | Estilo


“Creo mucho en la libertad de movimiento. Pienso que el turismo no es negativo, es muy importante que la gente experimente, y visite ciudades, es algo que abre tu mente. Yo lo necesito para mi creatividad”, explicó el diseñador JW Anderson, uno de los invitados estrella de la edición 82º del Pitti Uomo (una de las ferias de moda más importantes del mundo), que se ha celebrado esta semana en Florencia. El diseñador inglés, también director creativo de Loewe, marca a la que ha conseguido dar un sonado impulso, presentó en la seductora Villa La Pietra, a las afueras de la ciudad, la colección masculina de su línea homónima para el próximo verano. Lejos de sus propuestas más experimentales, llevó su colección a un terreno muy pragmático: “No quería fantasía, quería trabajar con la idea de la normalidad, con lo que yo vestiría de visita por Florencia”. Y de esta forma declinó su uniforme de jersey y vaqueros en una colección de prendas muy ponibles con la que los fans de la marca se vistieron de inmediato en su imaginación.

Jerséis de punto con su famoso logo con el ancla, camisetas a rayas, chaquetas perfecto estampadas con corazones irregulares, tejanos de inspiración vintage y Converse con purpurina componen una colección dulce que invita a abrazar lo nuevo con mirada de niño, a reconectar con la ilusión de las primeras veces, no tanto desde la poesía sino desde la realidad. “Con el contexto económico y político que tenemos siento la necesidad de reducir, de alejarme de las distracciones. Tienes que eliminar cosas para ir adelante. Hago 12 colecciones al año, quería hacer algo que me representara”, explicó a la prensa. Habló también de honestidad, desnudez y de luchar “contra la moda falsa”, temas que hicieron pensar que Anderson, que lleva una década diseñando para hombre, se encuentra en un punto de inflexión.

También con los pies en la tierra y Florencia como argumento, presentó Federico Curradi su segunda colección en el Museo Bandini. Este diseñador florentino que vende sus prendas sobre todo en Japón enseñó su línea para el verano dentro del interesante programa Pitti Italics, que cada temporada selecciona los nuevos talentos de la moda italiana. Curradi alineó su propuesta en eso que se hace llamar “el nuevo lujo” y que consiste en ropa y complementos que ponen especial atención en la selección de las materias primas, los acabados y una producción artesanal. Bajo el mantra “Alimenta el lobo bueno”, expresa también su compromiso con una moda respetuosa: “La colección ha sido diseñada usando los materiales más ecológicos posibles. Los he escogido con certificación. Se puede salvar el mundo con pequeños gestos diarios”.

Desfile de Hugo Boss, en el que unió las propuestas de hombre y mujer para el próximo verano.
Desfile de Hugo Boss, en el que unió las propuestas de hombre y mujer para el próximo verano. Giovanni Giannoni

En la feria, donde marcas de moda masculina muestran y venden sus colecciones para el próximo verano, también se hizo notar esta conexión con la naturaleza y el respeto al medioambiente. Se encontró en la fabricación lenta de tejidos que prometen las etiquetas de las prendas de Ex Infinitas, una de las marcas de la sección Australiana, uno de los países invitados. Su diseñador Lukas Vincent, finalista de los últimos premios Woolmark Prize, está llevando a un nuevo nivel las prendas de inspiración surfera: “Se trata de producciones muy limitadas que están ayudando a recuperar viejas fábricas textiles”, explicó. Aunque si alguien ha defendido desde sus inicios la moda respetuosa y tranquila es la marca italiana Brunello Cucinelli. Superventas en EE UU, en su nueva colección, más relajada que nunca, la paleta de colores terrestre se amplía con notas de lila, verde, teja y amarillo. El próximo verano los hombres tendrán muchos más colores con los que jugar.

La comodidad y la libertad de movimientos también estuvieron presentes en la presentación de Hugo Boss en la impresionante vieja fábrica de tabaco Manifattura Tabacchi. La marca alemana debutó encima de la pasarela Pitti Uomo con una colección muy joven que apela al mundo del arte más gestual y a la vida nómada. De nuevo un principio, una mirada fresca, una vuelta a lo esencial.

El Museo efímero de la moda: Poesía y moda

Una de las salas de El Museo Efímero de la Moda, con una exposición comisariada por Olivier Saillard.
Una de las salas de El Museo Efímero de la Moda, con una exposición comisariada por Olivier Saillard. Alessandro Ciampi

El comisario Olivier Saillard, actual director del museo de moda Galliera de París, fue el encargado de inaugurar la edición número 82 de Pitti Uomo, una de las ferias de moda más importantes del mundo, con su Museo Efímero de la Moda. “Cuando el Palazzo Pitti y Pitti Foundation Discovery me invitaron a hacer la exposición les dije que era muy extraño que no hubiera un museo dedicado a la moda en Italia, así que pensé que era una oportunidad crear uno efímero. Cuando presentas una exposición de moda en otro espacio las prendas devuelven algo más poético, más vivo”. Un vestido alado de Sybilla de los noventa abría este exquisito ejercicio de comisariado en el que Saillard desplegó su particular narrativa poética. A través de una sugerente puesta en escena puso a dialogar prendas históricas —estaba el tocado que Schiaparelli diseñó con Dalí (1937-1938), también un frágil vestido de Madeleine Vionnete (1933) que nunca más se podrá mostrar en público o prendas icónicas de Comme de Garçons o de John Galliano para Christian Dior— para hablar de la fragilidad, el apego a las cosas y la fugacidad del tiempo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *