Con unos resultados más inciertos que nunca, Pimec intentó ayer abrir un nuevo frente en la guerra por la sucesión de Miquel Valls en la presidencia de la Cambra de Comerç de Barcelona. Pimec invitó a Foment a pactar una lista única de las dos patronales para ocupar los seis puestos que les corresponden en el pleno de la Cambra y dijo haber recibido una propuesta en ese sentido de la candidatura que encabezan Enric Crous y José María Torres. Era un envite envenenado, al que Foment respondió de forma tajante: “Reiteramos la posición de neutralidad absoluta respecto a las candidaturas que concurren a la Cambra”.





La patronal que preside Josep Sánchez Llibre recordó, además, que hace unos meses ya se intentó pactar una lista patronal y no fue posible. “La neutralidad es la posición más adecuada y más cuando ya está abierto el plazo para votar”.


González respalda una propuesta de Crous para una lista única de las dos patronales

La lista única de la que ahora habla Pimec fracasó precisamente porque en el último momento José María Torres decidió formar parte de la misma, en lugar de competir en su correspondiente epígrafe por un puesto en el pleno de la Cambra. Esto rompió el equilibrio que se había estado negociando con Foment.

El apoyo de Pimec a la candidatura de Crous y Torres es sobradamente conocido. Su presidente, Josep González, fue uno de los protagonistas de la presentación de la candidatura y el activismo de la patronal de pymes estas últimas semanas para conseguir delegaciones de voto está siendo uno de los principales focos de polémica en este proceso. Si Foment aceptara ahora la lista única, se podría entender como un apoyo implícito a Crous y Torres.

Aunque Sánchez Llibre mantiene una excelente relación con Enric Crous, Foment se ha querido mantener al margen de esta batalla. Y, al igual que ha hecho Pimec, ha presentado una lista con seis candidatos para los puestos de las patronales en la Cambra. Si todo sigue como hasta ahora, las dos patronales competirán por colocar a sus candidatos. Las dos listas serán votadas por el pleno que formarán las 40 personas que ahora se eligen más las 14 empresas que acceden directamente a cambio de una compensación económica.





El proceso de votación debe culminar el próximo miércoles, aunque el riesgo de impugnaciones y de una judicialización de los resultados es cada vez mayor. Ayer mismo, Ramon Masià presentó otra reclamación ante la junta electoral central acusando a la candidatura de Crous y Torres de seguir solicitando delegaciones de voto. Un hecho que también fue denunciado desde
la candidatura de Carles Tusquets.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: