El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sabe que se juega su propio futuro político en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo. Por eso, está dispuesto a poner toda la carne en el asador de la campaña, él mismo y todo su equipo más directo en la Moncloa, en el Gobierno y en la dirección del PSOE. Y así lo ha empezado a hacer esta mañana, con la presentación de su aspirante a la candidatura socialista a la alcaldía de Madrid, Pepu Hernández
, en un abarrotado teatro de La Latina.

Más que los discursos, lo significativo del acto eran las presencias, y Sánchez ha querido visualizar su empeño personal en la arriesgada apuesta por el ex seleccionador de baloncesto Pepu Hernández. Así, junto a Sánchez y su candidato se ha podido ver a todo su equipo en la Moncloa, con Iván Redondo y Félix Bolaños a la cabeza. También a dos ministros: José Luis Ábalos y Reyes Maroto. Y a la cúpula de la dirección del PSOE, con Adriana Lastra, el citado Ábalos o Santos Cerdán.






Acto de presentación

La mayoría de pesos pesados del PSOE acompañaron a Pepu Hernández

La dirección de la federación madrileña y algunos de los representantes de sus principales familias tampoco se han perdido la presentación, empezando por el líder del PSM, José Manuel Franco, y siguiendo por Rafael Simancas, Antonio Miguel Carmona o José Cepeda. También ha estado presente el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. Y la guinda ha sido la asistencia del último alcalde socialista de la capital, Juan Barranco, pese a estar recién operado. El reto es máximo, y para algunos imposible: el PSOE no gobierna la ciudad de Madrid desde 1989. Hace ya 30 años.

Sánchez, no obstante, está dispuesto a intentar revertir los malos augurios demoscópicos. Él mismo, ahora como presidente del Gobierno y también como secretario general del PSOE, sería la demostración palpable de que lo que parece imposible puede convertirse en realidad. “¡Los tiempos no están para bromas!”, ha alertado, tras recordar el auge que está registrando la “ultraderecha” de Vox, cuya irrupción ya sirvió para desalojar al PSOE de la presidencia de la Junta de Andalucía después de 36 años de gobiernos ininterrumpidos, y cuya suma con el PP y con Ciudadanos amenaza con desarbolar a buena parte del poder territorial socialista en toda España.





Pedro Sánchez presenta la precandidatura de Pepu Hernández a las primarias del PSOE para ser el candidato a la alcaldía de Madrid
(Dani Duch)

El presidente del Gobierno, así, ha rememorado su relación con Pepu Hernández, a quien conoció cuando apenas tenía 14 años como entrenador de la cantera del Estudiantes. “Era una persona cautivadora y muy carismática”, ha asegurado. “Yo no tengo ninguna duda: Pepu es el alcalde que necesita Madrid”, ha subrayado.

“Me he preocupado y mucho por presentar una candidatura potente, que pudiera ganar las elecciones”, ha reconocido después de recibir, entre otras muchas, la negativa de Alfredo Pérez Rubalcaba. “Hay mucha gente capaz, pero pocos dispuestos a dar el paso”, ha admitido Sánchez, que ha celebrado que Pepu Hernández “es capaz y está dispuesto a dar el paso”.

Pero, de momento, el aspirante habrá de ganar la candidatura socialista en unas primarias. Sánchez ha garantizado la limpieza del proceso interno, donde todos los militantes tienen derecho a ser votados y votar, ha resaltado. También ha defendido, no obstante, su derecho, como militante de la federación madrileña, “a poder posicionarme”. Y, a su juicio, Pepu Hernández “puede y va a ganar las elecciones” para ser el próximo alcalde de Madrid.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: