El entrenamiento del Bayern de Múnich tuvo una nota muy negativa el jueves por la mañana. Según han informado varios medios alemanes, los jugadores Kingsley Coman y Robert Lewandowski se enfrentaron en una grave pelea.

Siempre de acuerdo con Bild y otras publicaciones, el origen de la pelea habrían sido unas declaraciones de Lewandowski en las que criticó a su joven compañero. Coman se habría encarado con él y, tras unos insultos, llegaron a los puños.

Tal fue la intensidad de su pelea, que el resto de compañeros se vio obligado a intervenir para evitar que fuera a más. Los primeros en intentar separarlos fueron Niklas Süle y Jerome Boateng, y pronto se implicó casi toda la plantilla.






Sin confirmación del Bayern

Pese a todas las informaciones, el Bayern no se ha pronunciado al respecto, y de hecho, tras el altercado el entrenamiento habría seguido con normalidad. Los medios alemanes aseguran que el entrenador, Niko Kovac, no expulsó a ninguno de los jugadores.

La situación en el Bayern es complicada esta temporada. El equipo cayó eliminado de la Champions contra el Liverpool, y solo consiguió recuperar el liderato de la Bundesliga el pasado fin de semana, tras ir por detrás del Borussia Dortmund durante varias jornadas. Algo que puede contribuir en incrementar la tensión en el vestuario.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: