España

Pedro Sánchez propone reformar la Constitución para suprimir los aforamientos


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado este lunes sus primeros cien días al frente de La Moncloa con un acto en la Casa de América. Y lo ha hecho a lo grande, anunciando que el Gobierno va a proponer a la Cámara una reforma de la Constitución para suprimir los aforamientos.

Una reforma que pretende entre en vigor en tan solo 60 días desde que se anuncie su tramitación en el Congreso de los Diputados. Y es que Sánchez espera lograr el respaldo necesario para sacarla adelante. “El cambio debe venir”, aseguraba el jefe del Ejecutivo, mientras pasaba página a las polémicas suscitadas en los últimos días por su tesis doctoral y la dimisión de su ministra de Sanidad, Carmen Montón.

Tras anunciar que “estamos en un tiempo nuevo”, Sánchez ha defendido su moción de censura contra el anterior presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, porque “nuestro país no podía aguantar dos años más”. Así, a su juicio, optó por plantear una alternativa para España, que “merecía ser más justo, feminista y equitativo y encontrarse con lo mejor de sí mismo”

“España es unión, diversidad, pluralidad y cohesión. Tanto nos costó aprenderlo que no podemos olvidarlo ahora”, ha manifestado. Así, después de criticar la parálisis del gobierno anterior ha puesto el acento en su plan 2030 de proyección internacional para construir un país y una Europa más social y que combata la Eurofobia. Es más, el presidente del Gobierno ha hecho hincapié en que será España quien lidere esa lucha contra la Eurofobia para construir una Europa más unida.

Sánchez ha recordado que se comprometió a salir de esta parálisis y puso como fecha 2030 porque representa la década que España necesita para recuperar la confianza de la clase media de nuestro país. “2030 representa la década que España necesita para ganar, España sufrió las terribles consecuencias de una crisis económica y tomamos una serie de decisiones para salir de ella, porque en política no hay nada peor que no tomar decisiones”, ha matizado.

Igualdad entre ciudadanos y políticos

El presidente del Gobierno ha incidido en que la recuperación no está llegando a quienes pagaron las consecuencias de la crisis. “Estamos ante un cambio de época que exige igualdad entre los ciudadanos y sus representantes políticos”, de ahí la reforma de la Carta Magna para suprimir los aforamientos.

Asegura que la crisis económica ha dejado secuelas en nuestro país y que fueron las empresas las que supieron abrir mercados y exportar talentos. “Es hora de caminar juntos, al lado de la sociedad. Este gobierno quiere gobernar en coalición con la sociedad”, afirma Sánchez.

Asimismo, ha señalado que «España necesita estabilidad y ésta pasa por el acuerdo y por la política». El jefe del Ejecutivo ha apostado por la unidad frente a la fracción, por la convivencia y el respeto, frente a la ruptura.

El desempleo y el fracaso escolar

Sánchez también ha puesto sobre la mesa que se avanzará en derechos, “como la eutanasia y la libertad de la orientación sexual”, entre otras cuestiones. También habrá modificaciones en la ley de la reforma laboral, se avanzará en Transición ecológica” y se mejorará, en materia de Educación, la calidad de la formación profesional.

La lucha contra el desempleo y el fracaso escolar, son dos de los ejes de la política de Sánchez para su gobierno. Admite que son muchos los desafíos pendientes y los retos. Así, hace referencia al sistema de dependencia, la lucha contra el fraude fiscal o la despoblación. No obstante, reconoce que para conseguirlo el acuerdo es necesario y no sólo a nivel político. En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha pedido ayuda al mundo empresarial.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment