El PDECat de Canet de Mar, ante los últimos acontecimientos en relación a la acogida de los menores migrantes no acompañados (MENA) ha emitido un comunicado donde reprueba la actuación de la alcaldesa, Blanca Arbell (ERC) por la forma de gestionar la situación. Recuerdan que la primera edil decidió alojar a medio centenar de estos jóvenes extranjeros en la casa de colonias de su propiedad, Can Brugarola. Una decisión unilateral que no consultó ni con sus socios de gobierno.

Lo que consideran una deficiente gestión de la alcaldía, ha provocado una serie de graves consecuencias como la “percepción negativa hacia estos menores” y por ello “una animadversión hacia este colectivo”. Todo ello, apuntan desde la candidatura que lidera Laureà Gregori, “está llevando el pueblo a una división” como se ha podido comprobar en las distintas manifestaciones, tanto a favor como en contra de estos jóvenes.





Casa de colonias Can Brugarola en Canet de Mar
(Can Brugarola)

La mala gestión, según PDECat empieza cuando la alcaldesa toma una decisión personalista, sin consultar a su propio gobierno. En ningún caso, consideran que Arbell se avanzó en prever los problemas que podrían surgir, como así sucedía en otras poblaciones vecinas que actuaron con celeridad. Y mucho menos el gobierno municipal tuvo la precaución de disponer de un plan de acogida con todas las garantías.

Desde el Partit Demòcrata entienden que la alcaldesa, con su actitud, no está protegiendo a estos menores y tampoco favorece la acción del Departament de Benestar Social. Al contrario, opinan que Blanca Arbell está perjudicando a los menores y al pueblo de Canet.


Buscar la implicación de la comunidad musulmana

Por todo ello, exigen a la alcaldesa que busque una salida a este tema y que pase por una fórmula de consenso pactada primero con su gobierno y después con el resto de los concejales del Consistorio. Además, piden que se involucre a los Servicios Sociales municipales en el análisis de los perfiles de los menores y en caso de que detecten elementos conflictivos se estudie la conveniencia de trasladarlos a centros de rehabilitación más adecuados que el de Canet.





Los miembros de PDECat instan al gobierno municipal a buscar la implicación de la comunidad musulmana del municipio en una acción humanitaria como es la acogida de Mena. Igualmente, siguiendo el ejemplo de otras poblaciones, consideran oportuno implicar a las entidades deportivas, culturales y sociales para que estos jóvenes puedan participar de la sociedad canetense y al mismo tiempo integrarse en la misma.

Lluís Llobet y Blanca Arbell
Lluís Llobet y Blanca Arbell
(Fede Cedó / Fede Cedó)

De igual forma, consideran oportuno la creación de una mesa de seguimiento –no una comisión sobre seguridad- que incida en el tema de la integración evitando la conflictividad social, que debería reunirse periódicamente con todos los grupos municipales y una representación de las entidades sociales.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: