Paula Badosa y Pablo Carreño han sido los grandes protagonistas españoles en Roland Garros en la jornada de este sábado, ya que ambos han sellado su billete a octavos de final del torneo. Roberto Carballés ha caído ante Dimitrov, mientras que Roberto Bautista ha sido la víctima del mencionado Carreño y Garbiñe Muguruza se ha despedido ante Danielle Collins.

Especialmente llamativa ha sido la gran victoria de Paula Badosa, que va a pisar sus primeros octavos de final el próximo lunes después de un fantástico triunfo ante la letona Jelena Ostapenko (6-4 y 6-3), campeona del torneo en el año 2017.

Monumental Paula Badosa

Ha roto a llorar de emoción Badosa nada más terminar el encuentro. Campeona júnior en 2015, la catalana ha pasado unos años complicados, de lesiones, de entrar en depresión y de no ver cumplidas sus expectativas. Sin embargo, desde un tiempo a esta parte ha sabido deja eso de lado e ir reencontrándose. Fruto de ello es este excepcional resultado en París, donde está completando un evento magnífico.

Y todavía le queda camino. De momento, en cuarta ronda se las verá ante la alemana Laura Siegemund, otra jugadora que nadie esperaba en esta ronda pero que viene en un gran momento de forma después de haberse impuesto a la décimo tercera cabeza de serie, Petra Martic, este mismo sábado. Un encuentro para no despertar del sueño. 

 Batalla entre Carreño y Bautista

 Entre Pablo Carreño y Roberto Bautista se vivió la esperada batalla entre dos jugadores que han hecho de la solidez su seña de identidad. Ha sido un duelo caracterizado por muy pocos errores y largos peloteos de fondo de pista, sin embargo, en todo momento ha dado la sensación de que el tenista asturiano tenía la situación controlado sobre el valenciano.

Bautista, cuyo mejor nivel siempre lo ha enseñado lejos de la tierra batida, no ha encontrado la forma de ejecutar golpes ganadores y eso ha sido una losa muy grande ante una gran versión de Carreño, que ha leído a la perfección el partido y nunca ha permitido a Bautista tomar la delantera, ni en el marcador ni en las sensaciones.

Pablo Carreño se ha llevado el partido por 6-4, 6-3, 5-7 y 6-4. Tuvo su momento el de Castellón cuando consiguió ganar el tercer set y llevar un ‘break’ de ventaja en el cuarto, pero no supo afianzarlo y acabó entregando el encuentro en ese mismo parcial. Ahora, Carreño se las verá en octavos de final ante el sorprendente alemán Altmaier, que este mismo sábado ha pasado por encima del italiano Berrettini. Gran oportunidad de meterse entre los ocho mejores del torneo.

Entre las derrotas de la jornada, dolió más que ninguna otra la de Garbiñe Muguruza ante la estadounidense Danielle Collins. La española empezó set abajo, pero remontó con un gran tenis hasta ponerse 3-0 y 4-2 arriba en el tercer set. Tuvo ventajas a su favor en ambos juegos, pero no fue capaz de certificarlas y terminó claudicando ante una buena jugadora como Collins, cuya pelea la llevó hasta el triunfo final.

Este domingo vuelve a la pista Rafa Nadal, que jugará su partido de octavos de final contra el estadounidense Sebastian Korda. El encuentro será en el segundo turno de la Pista Philippe Chatrier, a eso de las 13:00 horas.

Practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: