Un jurado examina a los felinos de forma muy seria, intentando disimular que en realidad está jugando con ellos, para elegir al mejor. A los gatos les da igual ganar, porque son gatos




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: