Portada

Parejas que se llevan de maravilla con sus ex


Acusaciones mutuas, triquiñuelas de abogados, largas y cruentas batallas por la custodia de la prole… El mundo de las estrellas (y el del común de los mortales) está repleto de malos divorcios, no hay más que ver cómo les ha ido a Angelina Jolie y Brad Pitt

Pero no todas las rupturas acaban como el rosario de la aurora. Hay estrellas del cine y la música que demuestran que es posible acabar con elegancia, mantener excelentes relaciones con los ex e incluso que llegue a hacer buenas migas con la pareja actual. No les hace falta que sea San Valentín para celebrar el amor en todas sus formas.






Son amores rotos, pero ha quedado mucho cariño, tanto que algunas estrellas se llevan a sus ex de luna de miel, tal vez incluso se mandan tarjetas por San Valentín

Entre estos triángulos especialmente bien avenidos destaca el formado por Gwyneth Paltrow (46), su nuevo marido, el guionista Brad Falchuk (47), y el ex, Chris Martin (41). Se llevan tan bien que el cantante les acompañó en su luna de miel. La pareja se casó el pasado septiembre y su viaje de novios a las Maldivas ha sido cosa de toda la familia. Paltrow y Falchuk no sólo esperaron a que sus pequeños (los dos que tiene ella con Martin y dos de él con Suzanne Bukinik) tuvieran vacaciones, sino a que la agenda del líder de Coldplay se despejara de compromisos. “Disfrutamos de una gran luna de miel en familia durante las navidades. Estuvieron mi nuevo marido, sus hijos, mis hijos, mi exmarido, nuestros mejores amigos… Fue una luna de miel muy moderna”, explicaba la actriz a la vuelta.

Gwyneth Paltrow y Chris Martin, en una imagen de archivo
(.)

También es muy modern family la relación que Scott Disick (35) mantiene con su exmujer, Kourtney Kardashian (39), con su otrora suegra Kris Jenner y con sus cuñadas, que, a pesar de sus muchas meteduras de pata, siguen tratándole como uno más de la familia. Mantienen tan buen rollo que la mayor de las Kardashian se ha propuesto, en una entrevista en el programa Today Show, como ejemplo para matrimonios separados incapaces de mantener una relación sana aunque sólo sea por el bien de los hijos. “Siento que estamos mandando un mensaje muy positivo al público –aseguraba Kourtney– demostrando que como padres separados podemos seguir viéndonos, trabajando e incluso viajando juntos”. Es habitual que Kardashian y Disick, que se separaron en el 2015, vayan juntos de vacaciones con sus tres hijos, Mason, Penelop y Reign. Las pasadas navidades viajó con ellos la actual novia de Disik, la modelo de 19 años Sofia Richie. Ambas fueron fotografiadas juntas en Cabo San Lucas (México). El caso tiene intríngulis, porque Sofia jugaba de niña con Kendall y Kylie Jenner, hermanas pequeñas de Kourtney.





Los caminos de Demi Moore (56) y Bruce Willis (63) también se separaron hace casi dos décadas, tras 13 años de matrimonio, pero ambos siguen siendo muy amigos, tanto que viven en el mismo edificio. La actriz estuvo en la boda de Willis y Emma Heming en el 2009 (acompañada de su entonces marido Ashton Kutcher). La expareja tiene tres hijas: Rumer (30), Scout (27) y Tallulah (24), que también se llevan de maravilla con las hijas de Willis y Heming, Mabel Ray (6) y Evelynn Penn (4), pese a la diferencia de edad. Recientemente, Moore se atrevió a bromear sobre su matrimonio durante un monólogo en un programa de comedias. “Para aquellos que no me conocen, soy Demi Moore. Estuve casada con Bruce durante las tres primeras películas de Jungla de cristal. Lo que tiene sentido… porque las últimas dos apestaron”, comentó entre risas, aunque aclaró: “Fue un gran amigo, un gran padre y fácilmente uno de mis tres mejores maridos”.

Imagen de archivo de Demi Moore y Bruce Willis
Imagen de archivo de Demi Moore y Bruce Willis
(. / GTRES)






Otro ejemplo de exparejas bien avenidas son Jason Momoa (39), Lisa Bonet (51) y Lenny Kravitz (54), con quien estuvo casada desde 1987 hasta 1993 y tuvieron a su hija Zoë Kravitz. Cuando Momoa se enamoró de Lisa, el protagonista de Aquaman tenía sólo 8 años y ella 21. En el 2005 se conocieron en un club. “No puedo decir que fue amor a primera vista desde el momento en que nos conocimos, pero hemos estado juntos desde ese día”, ha dicho Bonet. Los actores tuvieron en el 2007 a Lola Lolani, y un año después, a Nakoa-Wolf. En el 2017 se casaron en secreto. Boda a la que asistió Kravitz, muy amigo de Momoa. De hecho, si existiera el premio, Kravitz sería un firme candidato al “mejor ex de Hollywood”, también se lleva de maravilla con Nicole Kidman, con quien salió un año, y con el actual marido de la actriz, el cantante country Keith Urban, al que abraza cuando se ven.

Y es que con buen talante se lima cualquier arista en el corazón.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment