Vorwerk, fabricante del robot de cocina Thermomix, ha inaugurado este martes en Bilbao su primera tienda física en España. El establecimiento venderá directamente tanto los productos de Thermomix como los de Kobold, la marca de aspiradoras del grupo alemán, aunque ha asegurado que la red de ventas a través de agentes comerciales, una de las características hasta ahora del robot de cocina, «seguirá siendo el principal canal de venta y atención al cliente». 

La tienda se ubica en la plaza Circular de la capital vizcaína, en el local que ocupó el histórico Café La Granja, cuya estética ha respetado conservando la barra, las columnas y otros elementos. Además de vender robots de cocina y aspiradores, y todos sus repuestos, el espacio también servirá para ofrecer experiencias gastronómicas, presentar las novedades de las marcas de Vorwerk e impartir talleres de cocina. «Pretendemos dar un valor añadido a la venta directa», ha destacado Ignacio Fernández-Simal, director general de la compañía en España, en un comunicado difundido a los medios.

Thermomix, la marca más representativa del grupo, se comercializa en más de 60 países y, según los cálculos de la propia firma, está presente en más de cinco millones de hogares de todo el mundo. Tradicionalmente su estrategia de venta se realizaba a través de representantes, por lo que la apertura de la tienda de Bilbao supone una novedad en España, donde Vorwerk cuenta con cuarenta años de presencia en el mercado y señala tener unos 8.000 agentes comerciales autoempleados. En las principales ciudades españolas ya existen locales de la compañía, pero fundamentalmente están orientados a impartir cursos a los usuarios del robot de cocina.

Las ventas del grupo alemán se elevaron en 2018 a cerca de 2.800 millones de euros, según su último informe de cuentas. Un 39% de esas ventas (1.079 millones de euros) correspondían a Thermomix, que a principios de este año arrancó la comercialización de su nuevo robot, bautizado como TM6. Kobold fue la segunda marca más exitosa del fabricante con un 27% de las ventas (756 millones de euros). El país de origen del grupo, que tiene 136 años de historia, representó también su mercado principal, con 969 millones de euros en ventas. El resto de países europeos aportaron en 2018 unos ingresos comerciales de 1.219 millones de euros. El resto se repartió entre América (que supuso 385 millones de euros) y otros países fuera de Europa o Amércia donde tiene presencia (217 millones de euros).




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: