Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio (FLC, y plataforma de agrupaciones políticas y movimientos civiles) y la Junta Militar de transición que detenta el poder en Sudán desde el pasado mes de abril han anunciado este sábado que firmarán en un plazo de 48 horas el pacto constitucional. El acuerdo, que se alcanzó de madrugada, regirá el periodo de transición transcurridos tres meses del derrocamiento del longevo reinado de Omar al Bashir. El texto será refrendado en el plazo de dos días y «de forma preliminar», informó un representante del equipo negociador de las FLC, Madani Abas Madani, durante una rueda de prensa.

El acuerdo complementa al pacto alcanzado el pasado 12 de julio con vistas a formar un sistema de Gobierno de transición que se prolongue durante los próximos tres años y tres meses a fin de generar las condiciones necesarias para garantizar unas elecciones democráticas. Ambos bandos se alterarán en el poder hasta entonces. De acuerdo con el texto aprobado, Sudán dispondrá de tres consejos: Soberano, de Ministros y Legislativo.

La plataforma opositora político-civil será la encargada de nombrar al primer ministro que habrá de liderar el Consejo de Ministros. No obstante, éste habrá de ser refrendado a su vez por el Consejo Soberano, según explicó la representante de las FLC, Ebtisam Sanhory. El primer ministro podrá nombrar hasta un máximo de 20 carteras, que deberán ser también ratificadas por el Consejo Soberano. Este último se yergue como el máximo órgano del Estado y estará compuesto por miembros militares y civiles, reservándose el poder de nombramiento de dos ministerios clave: el de Interior y el de Defensa.

El acuerdo se presenta como una gran victoria política tras varios días de tensión por las muertes de manifestantes en varias protestas convocadas en diferentes partes del país. Tanto la Unión Africana como Etiopía han mediado en unas negociaciones plagadas de escollos. La coalición de oposición podrá nombrar el 67% de los representantes en el Consejo Legislativo, mientras que el restante 33% quedará en manos de formaciones políticas no adheridas a la plataforma. «El documento constitucional para el periodo transitorio establecerá un sistema de gobierno parlamentario totalmente diferente a los anteriores en Sudán», destacó Sanhory.

La Junta Militar ha anunciado el arresto de siete miembros del controvertido grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) acusados de matar a seis manifestantes durante una marcha estudiantil. Anteriormente, se les responsabiliza de otro asalto a una sentada de protesta en Jartum en el mes de junio que se saldó con decenas de muertos. Por lo que se ha acordado disolver a las fuerzas paramilitares una vez se forme el Consejo Soberano. Medidas han permitido retornar a la mesa de negociación.

Sudán trata de salir de la situación de inestabilidad después de meses de manifestaciones contra el encarecimiento y la escasez de los productos básicos que finalmente desembocaron en un golpe de Estado el pasado 11 de abril y puso fin a 30 años de gobierno de Omar al Bashir.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: