La Guardia Civil ha desarticulado a un grupo de delincuentes, que presuntamente ha protagonizado más de 150 robos con fuerza en ayuntamientos, edificios municipales, polideportivos, colegios y farmacias en trece provincias, en una operación en la que han sido detenidas ocho personas.

Según informa el cuerpo en un comunicado, en la operación además han sido investigadas otras dos personas en relación a este grupo que estaba asentado en la provincia de Castellón y que habría robado en las provincias de Teruel, Asturias, Huesca, Zaragoza, Guadalajara, Cuenca, Castellón, León, Valencia, Ciudad Real, Albacete, Burgos y Alicante.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: