Emmanuel Macron ha prometido algunos cambios sustanciales de política -en materia fiscal, en la actualización de las pensiones, en profundización democrática y en descentralización administrativa- como respuesta a las protestas de los ‘chalecos amarillos’, que se prolongan ya desde hace más de cinco meses, y de las aportaciones del gran debate nacional posterior. “Nuestro proyecto nacional debe ser más justo y más humano”, ha resumido el presidente francés durante una rueda de prensa en el Elíseo.

El presidente ha empezado la comparecencia con una larga introducción en la que ha reflexionado sobre el movimiento de los ‘chalecos amarillos’, las causas profundas del malestar y las correcciones que deben hacerse. Macron es partidario de ampliar la posibilidad de los referéndums -de iniciativa compartida-, sobre todo para cuestiones de ámbito local y ha hablado de “un nuevo acto de descentralización” y un “nuevo pacto territorial” para acercar más las decisiones a la gente.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: