Norwegian acaba de notificar a Boeing la rescisión de los acuerdos de compra de las cinco unidades restantes del Boeing 787 Dreamliner y las 92 unidades restantes del Boeing 737 MAX que quedaban por ser entregadas, así como de los acuerdos de mantenimiento GoldCare para ambos modelos, informó en un comunicado el Director de Comunicación y Relaciones Institucionales, España e Italia, con sede en España, de Norwegian Air Shuttle, ASA, Alfons Claver.

El comunicado precisa que Norwegian ha presentado una demanda con la intención de obtener la devolución de los pagos previos a la entrega (“pre-delivery payments” o PDP) relacionados con dichas aeronaves y también para obtener una compensación por las pérdidas generadas a la compañía a causa del parón del modelo 737 MAX y los problemas en los motores del 787.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: