El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha acusado este domingo a la Generalitat de “marginar” a los andaluces residentes en Catalunya y, en este sentido, ha advertido de que no permitirá que se “pisoteen y ninguneen” los derechos de esos ciudadanos, sin descartar acudir a la vía judicial si es necesario.

Moreno se ha reunido esta mañana en Barcelona con la Federación de Entidades Culturales Andaluzas y, posteriormente, participará en Terrassa (Barcelona) en el Día de Convivencia Andaluza.

El presidente de la Junta ha asegurado que su ejecutivo tiene “muy claro” que debe estar “muy cerquita y al lado de los andaluces que emigraron en los años 60 y 70”, que en el caso de Catalunya ha cifrado en “más de medio millón de catalanes de origen andaluz”.





Moreno ha dejado claro que la Junta de Andalucía “no va a permitir que se pisoteen las tradiciones y se pisoteen y ninguneen los derechos de los andaluces residentes en Catalunya”.

“Por mucho que haya un Govern claramente independentista, que quiere marginar a esos catalanes de origen andaluz, el Gobierno de Andalucía va a ser dique de contención y contrapeso. Desde luego vamos a venir y exigir que se respeten los derechos de los andaluces y se respeten sus tradiciones y su cultura, que es nuestra cultura y nuestra lengua”, ha insistido.

Moreno ha detallado que ese apoyo se plasmará en una presencia “mucho más decidida y permanente” en Catalunya, pero también “asesorando, apoyando e incluso recurriendo judicialmente cualquier decisión que afecte a los andaluces residentes en Catalunya”.

El presidente andaluz ha asegurado que su gobierno dará “amparo, cobijo y servicio de orientación”, ya sea desde “asesoramiento jurídico, legal o social, para que nadie se sienta ninguneado o marginado por la deriva independentista en Catalunya”.

Moreno ha explicado que la Junta trazará un “plan” para que las comunidades andaluzas en el exterior, especialmente en Catalunya, la “más numerosa y la que más problemas tiene”, tenga apoyo del gobierno andaluz.

En esa línea, más allá de que las visitas a Catalunya por parte del Ejecutivo andaluz van a ser “numerosas”, el dirigente ha avanzado que se intentará establecer una “nueva línea de ayuda” para entidades como las que hoy ha visitado, que “al final son embajadas de Andalucía y pequeños rincones de Andalucía, que trasladan nuestra cultura, manera de pensar e imagen”.





Moreno ha recordado que él nació en Barcelona y fue “hijo de la inmigración”: “Fueron muchos los andaluces que buscamos acomodo, progreso y bienestar en Catalunya. Algunos volvimos y otros se quedaron. Los que se quedaron, necesitan cobijo, apoyo y respaldo de su gobierno. Y lo van a tener. Van a tener un gobierno amigo”.

Pero el dirigente popular ha afirmado asimismo que “los lazos de fraternidad, amistad y unión entre Catalunya y Andalucía nadie los puede romper, son lazos inquebrantables”.

Por otro lado, sobre si su gobierno secundará la huelga feminista convocada para el 8 de marzo, se ha mostrado “partidario siempre de evitar huelgas, porque al final siempre generan paros económicos y los paros económicos generan despidos”.

“Soy más partidario de trabajar para erradicar la desigualdad que de hacer paros”, ha añadido.

“Lo que somos es más exigentes en reivindicar y trabajar precisamente para que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad. Tenemos que luchar toda la sociedad, especialmente los que tenemos responsabilidades de gobierno, sin descanso, para conseguir equiparación salarial, igualdad de oportunidades reales y evidentemente evitar y combatir con todas nuestras energías la lacra de la violencia machista”, ha sentenciado.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: