No, hoy por hoy, no hay pruebas científicas indiscutibles que demuestren que los alimentos ecológicos -también llamados orgánicos o bio– son mejores para la salud que los convencionales. Al menos eso es lo que pone de manifiesto una nueva evaluación de
Nutrimedia
, el proyecto del Observatorio de la Comunicación Científica de la UPF –en colaboración con el Centro Cochrane Iberoamericano y el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT)–, que analiza científicamente el grado de certeza de los mensajes y las creencias sobre alimentación y salud.

Tras revisar los estudios científicos existentes, los evaluadores de Nutrimedia aseguran que “es incierto o dudoso” que los alimentos producidos mediante agricultura ecológica reduzcan el riesgo de cáncer o tengan algún efecto beneficioso para la salud en comparación con los mismos alimentos convencionales. Y enfatizan que, mientras que el efecto beneficioso de comer frutas y verduras está bien documentado científicamente, por ahora no es posible saber si la versión ecológica de estos productos aporta beneficios adicionales para el organismo.





Una consumidora escoge fruta ecológica en el mercado
(Ana Jiménez)

El informe asegura que, aunque algún estudio ha observado un menor riesgo de cáncer entre las personas que consumen alimentos ecológicos, el grado de certeza de los resultados de la investigación disponible al respecto es muy bajo, y por ello consideran “dudoso” que tengan un efecto beneficioso para la salud.

Y justifican su conclusión en que, por un lado, hay pocas investigaciones que hayan estudiado los efectos de los productos ecológicos en la salud y, por otro, los estudios disponibles son de tipo observacional y tienen además importantes limitaciones metodológicas, lo que reduce la confianza de su resultados.

Tabla resumen de las conclusiones de los evaluadores de Nutrimedia  tras revisar la investigación científica existente sobre el tema
Tabla resumen de las conclusiones de los evaluadores de Nutrimedia tras revisar la investigación científica existente sobre el tema
(UPF)

“Es difícil saber si el efecto observado (menor riesgo de cáncer) es debido a un estilo de vida más saludable de la población que consume productos ecológicos”, añade Pablo Alonso Coello, autor del informe e investigador del Centro Cochrane Iberoamericano.





Por otra parte, y en relación a los estudios que muestran mejores perfiles nutricionales en los alimentos ecológicos que en los convencionales, el informe de Nutrimedia asegura que “las diferencias de nutrientes son en general pequeñas y, probablemente, poco relevantes para poblaciones que siguen una alimentación correcta”.


“Las diferencias nutricionales son pequeñas y poco relevantes para quien sigue una alimentación correcta”

Ello no quiere decir que no haya razones o esté justificado decantarse por el consumo de productos ecológicos. De hecho, en los últimos años su demanda no ha dejado de crecer, a pesar de ser más caros que sus análogos convencionales. La conciencia sobre el menor impacto medioambiental de la agricultura ecológica y la posibilidad de favorecer a los productores locales y potenciar la economía de la zona son dos razones para priorizar el consumo de estos alimentos. Aunque, según una encuesta sobre los compradores de productos ecológicos realizada por el Ministerio de Agricultura en 2017, la mayoría los elige pensando en su salud y en evitar la exposición a pesticidas y fertilizantes, que es la razón que esta nueva evaluación de Nutrimedia desmonta.

Tienda de alimentos biológicos y dietéticos en Barcelona.
Tienda de alimentos biológicos y dietéticos en Barcelona.
(Ana Jiménez)









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: