Moda

No me interesa el sexo, ¿y qué?

EN EL LIBRO Mi último suspiro, Luis Buñuel confesaba: “Desde los 14 años hasta estos últimos tiempos, el deseo sexual no me ha abandonado jamás. Un deseo poderoso, cotidiano, más exigente incluso que el hambre, más difícil a menudo de satisfacer”. Y explicaba que, con la vejez, “apreciaba como una liberación la desaparición del deseo sexual y de todos los demás deseos”.

Seguir leyendo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto