Los chimpancés son capaces de solucionar problemas matemáticos y de construir y usar herramientas, lo que denota que poseen las habilidades cognitivas necesarias para resolver problemas complejos. Pero es que, además, son conscientes de su estatus social, pueden llegar a ser manipuladores, saben mentir y son capaces de entender aspectos del lenguaje humano.

Su inteligencia es para los primatólogos casi humana, algo que explica el hecho de que compartimos con ellos hasta el 98% de los genes. Asimismo, lo ponen de manifiesto trabajos como uno publicado este mes de mayo en la revista especializada
PLoS ONE
que revela que los chimpancés cautivos son capaces de utilizar herramientas de forma espontánea para excavar y hallar alimentos que se encuentran en el subsuelo.





Estudios anteriores habían probado que los chimpancés salvajes, así como los monos capuchinos, son capaces de obtener alimentos que no se encuentran a simple vista, como es el caso de las nueces, que se encuentran escondidas dentro de su cáscara. Sin embargo, esta es la primera vez que se observa algo así en ejemplares que viven en cautividad.

Para la elaboración del estudio los científicos vigilaron una colonia de diez chimpancés del Parque zoológico de Kristiansand, una de las atracciones turísticas más visitada de Noruega. Se trata de un recinto isleño que es, además de un jardín zoológico, un parque de atracciones. De todos los ejemplares estudiados, ocho nacieron en cautiverio y nunca antes se les había observado excavando.

En concreto, los investigadores cavaron cinco agujeros pequeños y colocaron piezas de fruta en cada uno de ellos. Primero dejaron los hoyos abiertos para que los chimpancés pudieran ver la fruta y luego los rellenaron para esconderla.

Primero los autores proporcionaron pedazos de corteza de árbol debidamente cortados para que los primates pudieran acceder a la comida fácilmente. Sin embargo, más tarde serían los propios chimpancés quienes deberían apañárselas para obtener las herramientas necesarias para acceder a la fruta.





Los chimpancés cooperan entre ellos para conseguir el alimento
(Motes-Rodrigo et al., 2019)

Nueve de los diez chimpancés desenterraron con éxito la fruta escondida al menos una vez. De entre todos los individuos que consiguieron la preciada recompensa, ocho eligieron usar herramientas en lugar de sus propias manos. Lo consiguieron tanto cuando se les proporcionaron las herramientas como cuando las tuvieron que recolectar ellos mismos.

Los expertos observaron hasta seis comportamientos diferentes de excavación, pero no solo eso, sino que advirtieron que los chimpancés se turnaban para excavar los hoyos e incluso compartían la fruta una vez extraída, lo que denota que son capaces de cooperar con sus congéneres, al menos, si de alimentarse se trata.

Los resultados de este descubrimiento no pueden extrapolarse del todo a las poblaciones salvajes, si bien apuntan a que los primeros homínidos habrían aprendido a usar herramientas simples de forma parecida a cómo lo han aprendido estos chimpancés.









Artículo científico de referencia:

Chimpanzee extractive foraging with excavating tools: Experimental modeling of the origins of human technology. Motes-Rodrigo, A. et al; PLoS ONE, May 2019. doi.org/10.1371/journal.pone.0215644








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: