46:22

Sara Andrés . Hola, Adriana. Pues muy buena pregunta. Bueno, cuando yo empecé en 2015, yo era la única amputada que hacía atletismo. Así que, básicamente, no había ninguna representación femenina. Y con respecto a otras discapacidades, tampoco… el número aumentaba mucho, o sea, somos muy poquitas. Entonces, yo pensé: esto hay que cambiarlo, y gracias a la visibilidad, a las redes sociales, a que ahora es verdad que los medios nos hacen más caso o nos prestan un poco más de atención, que hay un movimiento más hacia la mujer, hacia el empoderamiento, que lo llaman, de la mujer, nos ha venido bien porque es verdad que, poco a poco, hay más y somos más conocidas. Que eso es lo importante, porque que haya mucha gente en el deporte es muy bueno, muchas chicas, y también que seamos relevantes. No para quitar mérito a los hombres, sino porque es que somos buenas de verdad. Y hay que tener un espacio, y ojalá que en los informativos haya el mismo tiempo para la mujer que para el hombre, porque el deporte femenino está creciendo, y es así.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: