La dirección de Nissan Motor Ibérica ha confirmado esta mañana al comité que presentará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para llevar a cabo el recorte de 600 empleos en su planta de la Zona Franca de Barcelona. La decisión se ha adoptado tras fracasar las negociaciones mantenidas esta semana sobre las condiciones del ajuste, como avanza hoy La Vanguardia.

“La decisión persigue el imperante objetivo de la compañía de alcanzar un acuerdo que permita llevar a cabo las medidas de ajuste necesarias para poder garantizar la competitividad y la sostenibilidad de las plantas de Barcelona”, ha dicho la empresa en un comunicado. Ha confirmado su intención de invertir 70 millones de euros en una nueva planta de pintura de última generación de acuerdo con los nuevos requisitos medioambientales, pero condiciona el proyecto a la consecución de las medidas de ajuste planteadas.






30 días para negociar las condiciones

En el mismo comunicado, la empresa insiste en que su voluntad es llevar a cabo el ajuste con medidas de carácter voluntario y un plan de prejubilaciones. Las condiciones que ofrece la dirección en la regulación son compensar a los trabajadores que se acojan a las prejubilaciones con el 80% del salario neto hasta la jubilación a los 63 años. Es menos de lo que se aplicaba hasta ahora, cuando la compensación alcanzaba el 90%.
La dirección de Nissan ha dado un plazo de 14 días al comité para constituir la comisión negociadora, periodo a partir del cual se iniciarán las negociaciones. A partir de la formalización del ERE se abre un periodo de 30 días que, caso de terminar sin acuerdo, dejaría vía libre a la empresa para llevar a cabo el ajuste, puesto que tras la reforma laboral ya no son necesarias las autorizaciones administrativas.


La fábrica opera al 30% de su capacidad

En cualquier caso, uno de los objetivos de la empresa es forzar con esta medida de presión una mediación del Departament de Treball, siempre que así lo acepten también los representantes sindicales.El recorte se aplica justo cuando acaba de comenzar el ejercicio fiscal, el pasado 1 de abril, y es consecuencia de la infrautilización de la planta, que apenas funciona al 30% de su capacidad.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: