Naturgy y Sonatrach han cerrado la compra del 42% de Medgaz a Cepsa por unos 500 millones de euros. De esta forma, Naturgy aumentará su participación desde el actual 15% hasta el 49%, mientras que la compañía estatal argelina, accionista de Naturgy, subirá la suya hasta el 51%.

La participación del grupo español pasa de ser una inversión financiera con derechos de gobierno muy limitados a una participación estratégica que permitirá el control conjunto de la compañía junto con Sonatrach, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Naturgy adquirirá el 34,05% de Medgaz por 445 millones de euros a través de un vehículo (SPV), que puede dar entrada a un socio financiero, reduciendo así la contribución de capital de Naturgy. El SPV se financiará con un préstamo de 260 millones de euros para optimizar su estructura de capital.

La transacción valora el 100% del capital de Medgaz en 1.300 millones de euros con un Enterprise Value de aproximadamente 1.900 millones de euros, equivalente a 6,9 el beneficio bruto de explotación (ebitda) esperado en 2021, que incluye el programa de expansión aprobado del gasoducto actual, que aumentará la capacidad en un 25% hasta los 10 bcm de volumen y estará operativo en 2021 con una inversión de sólo 67 millones de euros. Se espera que Medgaz distribuya dividendos por encima de los 130 millones de euros anuales a partir de 2021.

Decisión estratégica

«En su conjunto es una operación muy atractiva para Naturgy, tanto por tratarse de un activo de infraestructuras estratégico, donde incrementamos nuestra posición de control notablemente, como por los términos financieros alcanzados en el acuerdo, que suponen un precio atractivo para unos dividendos estables y predecibles a largo plazo que cumplen con nuestros criterios de generación de valor para el accionista», ha señalado Francisco Reynés, presidente de Naturgy.

La operación es por tanto consistente con el Plan Estratégico 2018-2022 de Naturgy, que se centra en inversiones que generen valor para el accionista, con flujos de caja estables, predecibles y de bajo riesgo, como lo demuestra el hecho de que el 100% de la capacidad del gasoducto ya está contratada hasta 2031.

La operación refuerza la alianza estratégica de Naturgy con Sonatrach y de Argelia con España. La compañía argelina Sonatrach es el primer proveedor de gas a España y es a su vez el cuarto accionista de Naturgy con una participación del 4%. Además, la operación no excluye la posibilidad de continuar el negocio renovando esta concesión que expira a finales de 2021.

Gasoducto en aguas profunzas entre Argelia y Europa

Se espera que el cierre de la operación materialice antes de finales de marzo de 2020, sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones y aprobaciones. La operación no afectará al programa de recompra de acciones de la compañía previsto en el Plan Estratégico gracias a su sólida generación de caja y balance solvente.

Medgaz es responsable del diseño, construcción y operación del gasoducto de aguas profundas desde Argelia a Europa a través de España. Esta es una forma directa y rentable de suministrar gas natural al sur de Europa. Sonatrach es el propietario y operador del gasoducto desde los campos de gas Hassi R’Mel hasta Beni Saf en la costa argelina, donde se conecta con Medgaz. El gasoducto Medgaz se conecta en Almería a la red de transporte española, operada por Enagas.

El proyecto fue adjudicado en 2006 por el Estado argelino por un período de 35 años (hasta 2041), prorrogable por un período adicional de 15 años




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: